Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Aprendiendo a comprar, almacenar y cocinar por grupo de alimentos (primera parte ): Las verduras y las frutas
Aprendiendo a comprar

Aprendiendo a comprar, almacenar y cocinar por grupo de alimentos (primera parte ): Las verduras y las frutas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Aprender a comprar es otra estrategia que te acerca al bienestar, no solo te permite comprar lo más rico en nutrimentos y lo menos concentrado en calorías, sino también lo más fresco, lo que más dura, y por lo mismo, lo que te ayuda a cuidar tu presupuesto y a aprovechar cada centavo invertido.

A continuación algunos consejos de cómo comprar y seleccionar verduras y frutas. Y en las siguientes entregas de esta sección, más consejos sobre cómo seleccionar, guardar y cocinar otros grupos de alimentos.
Elige las de temporada. Las verduras y frutas de la estación son más baratas, de mayor sabor y mejor consistencia; además más concentradas en nutrimentos.
Compra pequeñas cantidades de cada una. Comer variado es importante; además, así se antojan más, cuando hay variedad. Piensa en el día de la semana que las estarás incluyendo en el menú para decidir su grado de madurez y si las guardarás en el refrigerador o a temperatura ambiente.
• Recuerda que la fruta fuera del refrigerador sigue madurando. Y si la mantiene fría detiene su proceso. Cuando refrigeres, hazlo en el cajón de humedad controlada. Así, evitas que se desjuguen tus productos vegetales y pierdan textura y aporte nutrimental.
• Siempre lava y desinfecta las verduras y frutas, aunque las vayas a cocinar; para un correcto lavado, usa detergente y una fibra; lava hoja por hoja tallando toda la superficie; luego desinfecta por 15 minutos, siguiendo las instrucciones de dilución del desinfectante.
• Si prefieres un desinfectante más fácil de dosificar, compra una opción orgánica: la cidronela que se dosifica con aspersor es una opción interesante.
• Prefiere siempre frutas y verduras de temporada; no solo es de mejor calidad y más rica en vitaminas, especialmente vitamina A, sino que es más barata.
Errores frecuentes que hay que evitar:

No utilices la misma tabla para picar verduras frescas y las que vayas a cocinar.
No guardes verduras o frutas sucias en el mismo cajón del refrigerador que las que ya están desinfectadas.
No usar el mismo vaso de licuadora para preparaciones saladas o picosas, sobre todo las que contienen cilantro, ajo, cebolla o chile, que las que llevan fruta.
Usar tablas de madera para picar frutas y verduras. La madera es un material muy poroso que guarda residuos y es susceptible a la contaminación; prefiere tablas de plástico, carbonato de calcio cualquier otro material que no sea absorbente.
• Recuerda que entre menos manipules, cortes, cocines o guardes las verduras y frutas más alto será su valor nutrimental. Las vitaminas del complejo B y la vitamina C son muy hidrosolubles y sensibles al calor (se pierden fácilmente durante el remojo, el calentamiento y la manipulación, incluso solo por guardar los alimentos en un frutero por varios días).
• Utiliza siempre poca agua para cocinar tus verduras o frutas, prefiere cocer al vapor, asar, saltear en una sartén con muy poca grasa, jugo, fondo o salsa agridulce.
Cocer las verduras partiendo de agua fría. Siempre calienta primero el agua y cuando suelte el hervor, entonces agrega las verduras o frutas.
Sobrecocer verduras o frutas: cocina solo hasta que queden “al dente” crujiente y firmes, pero masticables. Agrega cada verdura, según su dureza y el tamaño del corte. Evita que se suavicen demasiado.
Dejar que las verduras se sigan exponiendo al calor después de haberlas cocinado: cuando termines la cocción, detenla, sumerge la olla completa, si se trata de una sopa o preparación caldosa, o las puras verduras en agua fría con hielo. Así controlas la cocción proteges los nutrimentos y logras un sabor y una textura deliciosa.
• Si vas a volver a cocinar verduras o frutas, como cuando se salsean o se gratinan, déjalas más crudas y considera esa cocción en tus cálculos de tiempo ideal para cada verdura. Si la puedes triturar con un tenedor, está sobrecocida.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario