CCA
Cocina con Alegría
Inicio » Notas con Alegría » Salud y Bienestar » La sal, ¿necesaria o dañina?

La sal, ¿necesaria o dañina?

Sal, nada en exceso todo con medida

La sal es el compuesto formado por el cloro y el sodio. Ambos minerales son muy importantes para nuestro cuerpo y son parte de los electrolitos que regulan la cantidad de líquido, que fluye por nuestros tejidos; además nos ayudan a mantenernos correctamente hidratados. Sin embargo, el sodio, esencial y fundamental para el sistema no […]
0
(Votos: 0)

La sal es el compuesto formado por el cloro y el sodio. Ambos minerales son muy importantes para nuestro cuerpo y son parte de los electrolitos que regulan la cantidad de líquido, que fluye por nuestros tejidos; además nos ayudan a mantenernos correctamente hidratados. Sin embargo, el sodio, esencial y fundamental para el sistema no sólo en la hidratación y en la regulación de los líquidos corporales sino como acarreador de otros minerales, como responsable del correcto proceso de contracción y relajación de los músculos. ¡Cuando se consume en exceso es muy dañino!

El exceso de sodio se relaciona con la retención de fluidos en el sistema, que se concentran en las articulaciones, en las extremidades y sobre todo con la hipertensión arterial.

La hipertensión arterial es una enfermedad frecuente en nuestro  país. Se calcula que cerca del 40% de los adultos la padece, y como en un principio no causa síntomas, se cree que más de la mitad de la gente que la tiene, desconoce que la padece.

La hipertensión también es causa por la falta de ejercicio y por el estrés; dañando  las paredes de las arterias porque las hace estar demasiado apretadas o constreñidas, si se complica con enfermedades cardiovasculares puede resultar mortal, pues se asocia a infartos, embolias y trombosis.
 
Por sí sola es también muy peligrosa, pues es causal de aneurismas, derrames cerebrales y pulmonares; además, del desgaste de las paredes de las arterias que muchas veces se pueden reventar.

Consumir demasiado sodio es fácil; muchos de los alimentos lo contienen de forma natural, luego en el proceso de producción industrial se les agrega más y si a esto le agregamos que en la cocina usamos sal o consomés en polvo ricos en sal y en glutamato monosódico  para sazonar;  finalmente en la mesa agregamos sal, salsas oscuras, polvos de chile, sazonadores y muchos otros productos ricos en sodio a los alimentos. Es más, no vayamos lejos, ¡hasta los alimentos dulces contienen sodio!

La recomendación es no consumir más de 2.750 gramos de sodio por día. Esto se convierte en no más de 5.5 gramos de sal por día.

Busca alimentos industrializados bajos en sodio, cocina con más hierbas, especias y sabores naturales, para no tener que depender tanto de la sal ni de los polvitos o cuadritos ricos en sodio. ¡Así que a cuidarse!

Publicación de

Cocina con Alegría
Cocina con Alegría

Etiquetas

Comparte esta publicación: