CCA
Cocina con Alegría
Inicio » Notas con Alegría » Salud y Bienestar » ¿Y tú, de qué tienes hambre?

¿Y tú, de qué tienes hambre?

Entender porqué no bajo de peso o porqué no logro mantenerlo, va más allá de pensar en la fuerza de voluntad o en la nueva dieta que voy a buscar; esta dolorosa forma de vida tiene que ver con el vínculo que yo he hecho entre la comida y mi forma de enfrentar mis emociones. […]
0
(Votos: 0)

Entender porqué no bajo de peso o porqué no logro mantenerlo, va más allá de pensar en la fuerza de voluntad o en la nueva dieta que voy a buscar; esta dolorosa forma de vida tiene que ver con el vínculo que yo he hecho entre la comida y mi forma de enfrentar mis emociones.

Se trata de reconocer que el origen es emocional y que he querido taparlo con comida, lo cual me saca de la situación, actuando como un gran distractor de lo que realmente está sucediendo en mi vida; pues aparentemente me da unos minutos de placer, pero esto es irreal ya que aunado a todo lo que me digo mientras como, vendrá la ansiedad, ahora cargada de culpa por la forma en que comí. Y así en vez de que mi atención esté puesta en resolver lo que me está pasando, me ocupo de pelear con mi forma de comer y el peso.

Esperamos estar delgadas para que los problemas se resuelvan, pero esto no es verdad. Mientras yo no me dé cuenta de qué es en realidad lo que necesito, el hambre emocional seguirá siendo la pauta para comer demás.

Descubrir la verdadera necesidad es la respuesta para llenar este vacío.
Una vez que logre poner orden en mis emociones, en la forma en que me hago cargo de mí, entonces, mi forma de comer cambiará y el peso dejará de ser un problema para convertirse en una sana opción.

Psict. Marisol Santillan
mayabeje@hotmail.com
www.marisolsantillan.com.mx

Publicación de

Cocina con Alegría
Cocina con Alegría

Comparte esta publicación: