Cocina con Alegría

Navidad sin culpa

Navidad sin culpa

Navidad sin culpa

Moderación es la clave para disfrutar las fiestas sin culpa

Entramos de lleno a las fiestas de diciembre, un mes lleno de colorido, luces, adornos, reuniones y también, mucha comida. Para que estas fiestas no se conviertan en un sufrimiento para nadie y pases una Navidad sin culpas, te compartirmos algunos consejos para disfrutar de los platillos de esta época sin ansiedad y sin ganar kilos de más.
  • No dejes de hacer ejercicio, puedes seguir activo en estas fiestas saliendo a caminar en algún momento del día, bailando en las fiestas, arreglando tu casa, tu jardín, tu recámara, etc.  (hacer alguna actividad doméstica te ayuda a quemar calorías).
  • No pongas la etiqueta de “prohibido” a ningún alimento. Come de todo sin excederte. La moderación es la clave para no subir de peso en cualquier época el año.
  • Si tienes antojo de una botana, evita las frituras comericales. Come frutas como mandarinas, guayabas, naranjas, piña, kiwi, peras, que son ricas en vitamina c y te ayudarán a fortalecer tu sistema inmunológico. También puedes buscar semillas como almendras, nueces, cacahuates naturales (recuerda que todo con moderación).
  • A la hora de servirte elige alimentos nutritivos, pon en tu plato más verduras y menos carbohidratos.
  • Come despacio, disfrutando de cada bocado. Si comes muy rápido tu cerebro no registrará que ya comió y seguirás comiendo sin darte cuenta. Intenta comer distinguiendo los sabores y olores de los platillos. Esto te servirá para comer menos y además gozar aún más lo suculento de los platillos que han preparado.
  • No te saltes ninguna comida. Si ayunas pensando en ahorrar calorías corres el riesgo de llegar a la cena con un hambre atroz que quieras acabarte todo lo que veas en la mesa.
  • Bebe agua. Por lo general, en invierno tendemos a beber menos agua. Proponte tomar 2 litros de agua al día, así te mantendrás hidratado, eliminarás toxinas y tendrás la sensación de saciedad. En las reuniones opta por bebidas naturales como agua de sabor, té, ponche, en lugar de bebidas gaseosas. Si vas a tomar vino o alguna otra bebida alcoholica, házlo con la cena y no con el estómago vacío.
  • Si vas a comer postre trata de servirte una porción pequeña, así no te quedas con el antojo pero tampoco te excedes.
  • Escucha tu cuerpo. Si sientes que ya es suficiente comida, para. No comas de más si ya no sientes hambre.
  • Come sin culpa. Come sin contar calorías, y si ya te excediste un poco, por favor, no te recrimines. La culpa no hará que quemes calorías, al contrario, el estrés de la culpa hará que aumenté el nivel de cortisol y como consecuencia almacenarás más grasa. Mejor disfruta de la comida con la convicción de que te cuidarás en las siguientes fiestas.
Recuerda que el objetivo de la fiesta de Navidad y Año Nuevo no es la comida en si. Es el encuentro con familiares y amigos; una oportunidad para perdonar, para agradecer  y para recordar con amor y gratitud a los que ya no están con nosotros. Date un tiempo para estar a solas contigo, hacer meditación, reflexionar y darle a la Navidad el significado que tu desees.

¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!
Comparte esta nota:

Salud hecha en casa

  • Rico postre de Yogurt y Frutos Rojos | Cocina con Alegría
  • Crujiente milanesa de pollo empanizada y deditos de queso | Cocina con Alegría
  • Refrescante agua con Chía | Cocina con Alegría
  • Prepara un rico y fácil: espagueti al cilantro te va a encantar!!! | Cocina con Alegría
Cocina con Alegría