CCA
Cocina con Alegría
Inicio » Notas con Alegría » Salud y Bienestar » Alimentando a tu bebé
Alimentando a tu bebé

Alimentando a tu bebé

Sana alimentación para un buen crecimiento

Para que tu bebé crezca sano y fuerte, la alimentación correcta es clave. Aquí te brindamos algunos consejos para que siempre le ofrezcas lo mejor: * Si tu bebé aún no cumple los 6 meses, ofrécele sólo leche materna a libre demanda. Si la lactancia se te dificulta, combínala o sustitúyela por fórmulas recetadas por […]
0
(Votos: 0)

Para que tu bebé crezca sano y fuerte, la alimentación correcta es clave. Aquí te brindamos algunos consejos para que siempre le ofrezcas lo mejor:

* Si tu bebé aún no cumple los 6 meses, ofrécele sólo leche materna a libre demanda. Si la lactancia se te dificulta, combínala o sustitúyela por fórmulas recetadas por un doctor y preparadas de acuerdo a las instrucciones; usa siempre agua potable y utensilios esterilizados.

* Asegúrate de que tu bebé tome sus baños de sol para que pueda fabricar suficiente vitamina D.

* A partir del sexto mes ofrece papillas caseras elaboradas sin sal ni azúcar, de vegetales cocinados sólo hasta que se suavicen, pero no demasiado para cuidarlos de la pérdida de vitaminas y minerales.
 
* También ofrece a tu chiquito de seis meses, papillas elaboradas con frutas recién ralladas. Elige ingredientes de temporada y en su punto de madurez. No necesitas agregarles azúcar ni molerlos demasiado.

* A partir del medio año puedes ofrecer papillas elaboradas con cereales y leche. Usa las versiones de cereal para bebés y no las prepares en mamilas sino como papillas que se comen con cuchara y sentado.

* A partir del séptimo mes ofrece carnes de pavo, pollo, ternera o res, y leguminosas como frijoles cocidos, lentejas o garbanzos a partir del octavo mes. En ese mismo periodo puedes ofrecer yogur y otros lácteos como quesos suaves.

* Integra a tu bebé, poco a poco, a la mesa familiar, ofreciendo los mismos platillos que los demás miembro de la familia, siempre que sea pertinente. Dale su propia cuchara y plato, y déjalo autoalimentarse.

* Ofrece de beber agua sola y en un vasito. Elimina biberones y mamilas en cuanto puedas.

* Identifica alimentos que no le caen bien a tu bebé o que le causan molestias digestivas y retíralos de la dieta hasta después de su primer cumpleaños.

* Ayuda a tu pequeño a disfrutar su integración a la comida, eligiendo momentos en los que esté tranquilo para alimentarlo y ofreciendo las preparaciones a un ritmo adecuado. Fíjate bien en sus respuestas, respeta sus gustos y necesidades.

Publicación de

Cocina con Alegría
Cocina con Alegría

Comparte esta publicación: