CCA
Cocina con Alegría
Inicio » Notas con Alegría » Salud y Bienestar » ¿Cómo enseñar a mis hijos a comer con bienestar?

¿Cómo enseñar a mis hijos a comer con bienestar?

Cuando la tv los bombardea con anuncios de comida chatarra y sus amigos les comparten refresco y pastelillos en la escuela

Consejos para enseñar a los niños a nutrirse bien desde pequeños. El ejemplo es la mejor manera de que aprendan a comer sano.
0
(Votos: 0)

Hoy en día los padres estamos muy preocupados porque nuestros hijos coman todos los nutrientes que necesitan para crecer sanos, pero al mismo tiempo vivimos en una sociedad que les exige aún más, más tiempo de estudio, más tiempo de clases extras deportivas o artísticas, más tiempo en el tráfico, más tiempo fuera de casa, etc.

Además de que cada vez más somos más las familias donde los dos padres salen a trabajar y corremos igual que ellos durante el día para terminar nuestras labores.

Por todo esto tenemos menos tiempo para preparar comida con calma y fresca y hacemos uso de la comida rápida y fácil de preparar; aunado a ello, tenemos poco tiempo para sentarnos a la mesa y disfrutar de la hora de comida.

Los niños entre más pequeños son, más presentes tienen sus necesidades de hambre física y saciedad, si no queremos que la pierdan y aprendan a reconocerlas para que puedan satisfacerlas, debemos respetar su propia autonomía; en lugar de obligarlos a comer dejemos que ellos aprendan a escucharse, para lo cual te recomiendo estos sencillos Tips:

• Enseñemos con el ejemplo comiendo y preparando comida nutritiva, con rico sabor. Recuerda que los niños aprenden más de lo que ven, que de lo que se les dice.

• Incluye todo tipo de alimentos, no permitas que haya alimentos prohibidos para que no los coman a escondidas.

• Recuerda que a ello les llama la atención la comida colorida.

• Dejar que nos ayuden a preparar la comida y dándoles obligaciones de acuerdo a su edad, puede parecerles divertido.

• Llevándolos con nosotros para que nos ayuden a elegir la comida que vamos a comprar, para casa y para el refrigerio que llevaran a la escuela, les ayudara a ser responsables de sus elecciones.

• Darles diferentes opciones y no repetir los platillos muy seguido, les ayuda a no aburrirse.

• Deja que ellos decidan cuanto y que comer de la comida que preparaste, esto les ayudará a seguir las sensaciones del cuerpo, no los obligues a comer, mejor pregúntales si ya están satisfechos y si no les gusta, dales otra opción.

• Toma el tiempo necesario para disfrutar la hora de la comida, y hagan de este momento un rato lindo en todo sentido: mesa lista, con todo lo necesario y plática agradable.

• Establece límites claros y firmes, pero no castigues o premies con comida, esto evitara que ellos quieran como recompensa o castigo “comer” aun cuando no tengan hambre.

¡Disfruta tu comida y a tu familia!

Comparte esta publicación: