CCA
Cocina con Alegría
Inicio » Notas con Alegría » Salud y Bienestar » ¿Te angustia elegir qué comer?

¿Te angustia elegir qué comer?

Cuando estás eligiendo qué comer y esta pregunta te provoca angustia, seguramente es porque vives a dieta y en constante restricción

Cuando elegir qué comer te causa angustia seguramente es porque vives a dieta y en constante restricción. Hay que revisar nuestras emociones.
0
(Votos: 0)

¿Te angustia elegir qué comer? Cuando estás eligiendo tus alimentos y esta pregunta te provoca ansiedad, seguramente es porque vives a dieta y en constante restricción, cuidando las calorías en los alimentos y cargada de ideas sobre lo que debes y puedes comer para bajar de peso, pero también porque la comida es el medio que aprendiste a utilizar para controlar tu vida emocional, entonces al quererla quitar de tu vista y alejarla de tu boca la ansiedad aumenta y se vuelve más difícil la decisión.

Los que somos comedores emocionales buscamos apapacho y premio a través de alimentos porque así lo aprendimos. Si creciste en una familia donde los “premios y las caricias” se hacían a través de dulces, galletas o frituras, es natural que quieras comerlos para sentirte querida y mimada. Si creciste en una familia donde las “discusiones o el enojo” siempre se terminaban compartiendo una rica cena, es natural que cuando te sientas molesta, enojada o decepcionada quieras seguir haciendo lo mismo, lidiando con el sentimiento a través de la comida.

Estos sentimientos son muchas veces parte de tu ansiedad, que es la emoción que revives cuando entras en confusión por saber a quién le haces caso: a la dieta o tus ganas de comer rico.

Sin embargo, estas conductas aprendidas sólo llegarán a cambiar si logras poner atención en tu forma de comer, siendo este el primer paso para descubrir tu relación con la comida y la manera en cómo enfrentas tus emociones. Una vez que puedas darte cuenta de tus reacciones, podrás adoptar una conducta nueva que te brinde el bienestar emocional y salud a la hora de elegir qué comer.

Ahora, con esta información te invito a que antes de ir a buscar un chocolate, unas papas o abrir el refrigerador, mejor te preguntes: ¿Qué es en realidad lo que necesito para encontrar bienestar emocional y salud?

Comparte esta publicación: