Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Consejos para armar una rutina de ejercicio; aquí te decimos cómo empezar.
Consejos para armar una rutina de ejercicio; aquí te decimos cómo empezar.

Consejos para armar una rutina de ejercicio; aquí te decimos cómo empezar.

Ejercítate a diario

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)

No account yet? Register

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]

El ejercicio, para tener todos los efectos benéficos de los que hemos hablado, debe contener tres partes:

Calentamiento: La persona debe de calentar sus músculos a través de un estiramiento de todas la partes del cuerpo para evitar lesiones en algunos de nuestros músculos y huesos.

Ejercicio aeróbico: No solo fortalece los músculos y quema calorías sino que forza al corazón a trabajar un poco más rápidamente con lo que este músculo se fortalece y se vuelve más resistente a enfermedades como los infartos. De allí que al ejercicio aeróbico que implica movimiento se le conozca también como ejercicio cardiovascular.

Una forma de medir la intensidad a la que uno debe llegar es por ejemplo, poder platicar mientras se camina aunque con una cierta dificultad. El ejercicio cardiovascular o aeróbico incluye caminar jugar tenis, voleibol, futbol, bicicleta, bailar y un sin fin de actividades que se llevan a cabo en un tiempo determinado y sin interrupción. Es fundamental realizarlo porque los beneficios que implica son muchos. En primer lugar aumenta nuestra capacidad respiratoria, aumenta el tamaño y capacidad de bombeo del corazón, protegiéndolo así de posibles enfermedades; además, el ejercicio aeróbico o cardiovascular consume energía, ayudándonos a mantener un peso sano o incluso a quemar grasa acumulada. Lo indicado es hacer ejercicio aeróbico por lo menos 3 veces por semana en períodos de 30 minutos mínimo.

Ejercico anaeróbico: En tercer lugar vale la pena incluir en nuestras rutinas de ejercicio algo de pesas o de ejercicios con tensión ya que éstos son los que fortalecen y hacen crecer al músculo mientras que el ejercicio aeróbico es más bien para tener una mejor condición física. El ejercicio anaeróbico no tiene que ser necesariamente con pesas o aparatos, se pueden usar ligas o simplemente el propio cuerpo. El chiste de estos ejercicios es ejercer presión contra el músculo. Es preferible hacer varias repeticiones con poco peso para fortalecer los músculos mientras que si se hacen pocas repeticiones con mucho peso los músculos se hipertrofian, esto quiere decir que crecen demasiado y luego es difícil mantenerlos firmes.

Una ventaja adicional del ejercicio anaeróbico en el que el músculo carga su propio peso y se ejerce presión sobre él es que este tipo de rutina nos permite fijar correctamente el calcio en los huesos. Recordemos que este mineral es fundamental en la vida de la mujer ya que le da fortaleza a los huesos y para poder ser fijado requiere de condiciones muy especiales: en primer lugar se necesita de vitamina D presente en la leche y sus derivados para fijar calcio. Es también importante que la persona que desee fijar el calcio se exponga a la luz indirecta del sol, ya que los rayos ultravioleta ayudan en este proceso. Finalmente para fijar efectivamente el calcio es vital que el músculo se ejercite cargando por lo menos su propio peso. De aquí que hacer un poco de ejercicio nos mejore la absorción de este mineral y evita el riesgo de osteoporosis y otras enfermedades de los huesos y las articulaciones.

Las ventajas del ejercicio y decidir tener una vida más activa son muchos. Vale la pena intentar adquirir la costumbre de hacer ejercicio y la conciencia de que una vida más activa será una vida más sana. Acuérdate de que no es necesario hacer una gran cantidad de ejercicio, basta decidirse a empezar a ejercitarse y a ser más activa.

Una nota precautoria. Antes de iniciar su programa de ejercicio quema grasa y súper tonificador acompañado de una dieta correcta le recomendamos visitar a un médico para minimizar el riesgo de accidentes vasculares o cardiacos y lesiones musculares o de huesos. Haga una rutina de acuerdo a su nivel de entrenamiento, peso y condición física y consulte siempre a un experto. Más vale prevenir que lamentar… suerte!

Y recuerda, bebe suficiente agua; cerca del 27 % de todas las veces que comemos, lo hacemos por deshidratación….. bebe suficiente agua para que las sensaciones de sed y hambre no se confundan….. beber cuando tienes sed no es una buena idea. Ya has perdido hasta el 2% de tu peso corporal por deshidratación. Hay que beber 2 litros de agua a lo largo de todo el día, sin esperar a sentir sed.

Categorías

Etiquetas

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario