Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Pecar comiendo y luego correr
Pecar comiendo y luego correr

Pecar comiendo y luego correr

Segunda estrategia que te ayudará a trabajar con tu hambre emocional

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

0
¡Coleccionar!(0)

No account yet? Register

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]

Cuando nos invade algún sentimiento que pensamos no podemos controlar, nos estamos dando permiso para comer de más. Lo hacemos de forma compulsiva esperando encontrar alivio, pero una vez que paramos, llega la culpa y los reproches; entonces, como forma compensatoria y castigo por la cantidad de calorías, nos ponemos a hacer ejercicio y muchas veces de forma compulsiva también. Terminamos agotadas pensando que es lo justo por pecar con la comida.

Mover el cuerpo todos los días con algún tipo de ejercicio y acompañado de una sana forma de comer, es recomendable, pero no como un modo de compensar los malos hábitos alimenticios.

Cuando comemos sin atención a los alimentos y hacemos ejercicio desmedido, lo único que estamos logrando es no tener salud, ya que el sistema inmunológico se ve afectado con tantas subidas y bajadas de energía. Contrariamente a lo que pensamos nos arriesgamos a tener alguna descompensación que se manifestará enfermando el cuerpo. Y claro! El hambre emocional seguirá gobernando nuestra voluntad.

Una vez más, la recomendación es comer con atención, cuidando nuestro bienestar, mover el cuerpo de forma regular y con alguna actividad que nos guste. Más allá de pensar en la calorías que vamos a quemar, encontrar el ejercicio que nos divierta, que nos inyecte energía y nos motive a seguir participando con entusiasmo.

Recuerda “Lo que comas ahorita te dirá como te sentirás más tarde” y lo mismo pasa cuando movemos el cuerpo.

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario