Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Leer las etiquetas para no traer pérdidas en tu economía
Leer las etiquetas para no traer pérdidas en tu economía

Leer las etiquetas para no traer pérdidas en tu economía

Fechas de consumo y de caducidad
Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

“Echarte un clavado” en tu alacena traerá -a la larga- un ahorro en tu economía, sobre todo, si antes de comprar tus productos tomas en cuenta algunos detalles.

En semanas anteriores hablamos de lo importante que resulta organizar tu lista de compras y llegamos a la conclusión que “planear es ahorrar”. En esta ocasión nos centraremos en “leer para ahorrar”.

Leer para ahorrar

Es tan rutinario llegar a los centros de autoservicio y llenar nuestro carrito de mandado con latas, envases y productos, pero no tomamos en cuenta algo muy importante, las etiquetas o leyendas que vienen en las envolturas de los productos, sí hablamos de las etiquetas o leyendas que vienen en un recuadro blanco o rotuladas donde se especifica fechas de caducidad o fecha límite de consumo.

Dentro de estas etiquetas encontramos las que nos informan de los componentes de nutrición del producto, es decir, calorías, grasas, proteínas, azúcar, etc.; otras leyendas donde nos especifican fechas de consumo, caducidad o la frase de “consúmase antes de determinado tiempo”.

Si bien es cierto que deducimos que si los productos están a la venta significan que éstos están en condiciones óptimas de consumo; sin embargo, no consideramos ciertos factores: las fechas próximas de vencimiento.

Es común que parte de las promociones ofertadas en las tiendas de autoservicio vienen implícitas un poco de lo que llamamos estrategia de venta, es decir, ofertar productos donde las fechas de caducidad están muy próximas, así que ojo cuando adquieras productos ofertados, sobre todo…

a) Si eres de las personas que destinan un día de compras para surtir la despensa del mes, ten cuidado en comprar productos donde las fechas están por vencerse en la semana o quincena.

b) Si tardas varios días en consumir lo que compraste, considera que las fechas no caduquen en los siguientes días, pues terminarás desechando parte de los productos.

Puntos que también resultan importantes tener en cuenta son los productos que nos indican “Manténgase o consérvese en refrigeración”. Sabemos que productos lácteos como leches, yogures, quesos, cremas son indispensables mantenerlos en refrigeración, se hayan abierto o no. Algunos productos deben meterse al “refri” después de abrirse, pero pueden mantenerse en un lugar ambiente si éstos están cerrados. También encontramos productos que podemos mantener en nuestra alacena por un tiempo más prolongado como son los alimentos enlatados y que sólo mantendremos en refrigeración si los abrimos.

Revisión del empaque

A veces nos sale más caro echar nuestra despensa directa al carrito que detenernos por algunos segundos a dar lectura a las etiquetas. Destina un día para ir de compras y hazlo cuando estés menos presionada por el tiempo, así podrás darte la oportunidad de ver, como mínimo, las indicaciones que los fabricantes le dan a su producto.
Otro de los puntos que debes checar cuando compres algún producto envasado es que éstos no tengan alguna abolladura, despostillado, oxidado o tapas infladas, pues son sólo indicadores del mal estado de los productos o que éstos han sido manejados de una forma incorrecta.
.
¿Hay que desechar de forma inmediata el producto después de la fecha de consumo o caducidad?

Las fechas de consumo o consúmase antes de la fecha se refieren básicamente cuando los productos comienzan a perder sus cualidades, propiedades e incluso, sus colores y sabores; sin embargo, esto no significa que nuestra salud esté en peligro, más bien se pone al tanto al consumidor que el producto puede cambiar ligeramente de sabor y consistencia.

La fecha de caducidad es el tiempo límite para el consumo del producto, posterior a este tiempo no debe consumirse el producto, ya que esto sí implica un riesgo a tu salud a diferencia de las fechas de consumo, pues la calidad del producto es nula.

Manejar las fechas de consumo o de caducidad se verán afectadas si los empaques están en mal estado. De nada servirá si la fecha de caducidad marcada en el empaque vence en dos meses si el envase está estrellado, abollado o la envoltura ha sido perforada. ¡Es algo importante que debes de tener presente!

Leer las etiquetas es el mejor principio para cuidar tu Economía en la cocina y en el hogar.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario