CCA
Cocina con Alegría
Inicio » Notas con Alegría » La sobremesa » Dulce celebración a los que se han ido

Dulce celebración a los que se han ido

Día de muertos en méxico

Lee más sobre la tradicional fiesta de Día de muertos. Una tradición mexicana con mucho color, mucho sabor y mucho humor.
0
(Votos: 0)

En nuestro país la celebración del Día de Muertos es, por más contradictorio que parezca, una fiesta llena de colores, sabores, aromas y mucha vida.

Uno de los platillos más representativos de esta época del año es la calabaza en tacha y no es sorprendente, ya que en estos meses la tierra nos regala gran cantidad de enormes y anaranjadas calabazas.

Este dulce típico y tan popular para festejar a los que se han adelantado, es una preparación muy antigua ya que su ingrediente protagonista, la calabaza de Castilla, es un producto icónico de nuestro país y ha estado presente en nuestra cocina desde la época prehispánica.

Cada fin de octubre, los mercados, tianguis, restaurantes y casas se llenan de este enorme y brillante producto, que preparado “en tacha” adquiere una textura y sabor dulce delicioso, ideal para endulzar la visita de los muertos a nuestra dimensión.
Les dejamos la receta para que disfruten de este delicioso dulce y lo compartan con sus seres queridos que ya no están presentes.

Dulce de calabaza

Ingredientes

  • 5 piezas de clavo de olor
  • Calabaza de Castilla
  • 4 kilos de piloncillo
  • 8 litros de agua
  • 1 raja de canela

Procedimiento

  • Prepara un almíbar con el agua, el piloncillo, el clavo y la canela en una olla a fuego alto por un periodo de 30 minutos.
  • Posteriormente, cuando el piloncillo se haya disuelto, parte la calabaza y acomódala en una olla de diámetro grande y altura media (los cortes de calabaza se acomodan con la semilla boca abajo).
  • Agrega el almíbar y mete al horno destapada por un periodo de 3 horas a 180°C.
  • Voltea la calabaza dos veces durante la cocción, de tal forma se impregne de almíbar por ambas partes.
  • Transcurrido el tiempo cerciórate que el almíbar tenga consistencia melosa ligera y que la calabaza se encuentre en perfecta cocción.
  • Para comerla se puede tomar un vaso de leche fría o atole blanco.
  • ¡A disfrutar!

Publicación de

Cocina con Alegría
Cocina con Alegría

Etiquetas

Comparte esta publicación: