Notas con Alegría Ideas Verdes
Buscar
Generic filters
Clasifica tus residuos
Clasifica tus residuos

Clasifica tus residuos

Que no se conviertan en basura
Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
[cbxwpbookmarkbtn]
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Cada mexicano genera en promedio 1 kilo de residuos sólidos al día. Considerando que la población en el país es de más de 112 millones de habitantes, significa que diariamente se producen más de 112 mil toneladas de residuos sólidos, equivalente a once veces el peso de la Torre Eiffel.

La buena noticia es que el 80 por ciento de cada kilo generado en las casas es recuperable, ya que 50 por ciento son residuos orgánicos, principalmente restos de comida y de jardinería, mismos que la naturaleza tiene la capacidad de descomponer. Otro 30 por ciento está compuesto por materiales como cartón, papel, plásticos, metales y vidrio, los cuales pueden ser aprovechados a través de un proceso de separación y reciclaje. Esto significa que solo un 20 por ciento es basura e inclusive existen ya nuevos procesos y tecnología para recuperar aún más.

Cambiar los malos hábitos a una nueva cultura ambiental depende en gran parte de los ciudadanos. A continuación te damos algunos sencillos consejos aplicables a tu vida diaria:

1. Identifica los tipos de residuos:
a)Orgánicos: Restos de alimentos de frutas y verduras, pan, residuos de origen animal como huesos, carne, embutidos (sin empaque), quesos, cascarones de huevo; servilletas de papel con comida, residuos de café, filtros de papel para cafeteras, bolsitas de té. Restos de jardinería como pasto, hojas, plantas, flores; madera natural (sin pintura, ni esmaltes); uñas y cabello. Es importante no arrojar aceite de cocina.

b)Inorgánicos que a su vez, se dividen en varios tipos:

Reciclables: plásticos, vidrio, metales, papel, cartón, tetra pak, etc. Al reciclarlos, es importante que no estén mezclados con alimentos u otro tipo de residuos.

Sanitarios: Pañales, pañuelos desechables, papel higiénico, toallas sanitarias, etc.

Especiales: Estos requieren un manejo especial, como los focos, las pilas, los residuos electrónicos, los envases con restos de pintura, cartuchos de tinta para impresora, etc.

2. Separa al menos en tres categorías:
Aportarás mucho más si separas tus residuos en al menos tres contenedores: a)orgánico, b)reciclables y c)otros. De esta manera, evitarás que los materiales reciclables se contaminen con otro tipos de residuos, como por ejemplo los pañales sucios. Es mejor aún si destinas un contenedor por material: vidrio, plástico, etc.

3. Enjuaga y aplasta:
Utiliza el mínimo necesario de agua para enjuagar envases de alimentos y bebidas, como botellas de refresco, latas, tetra pak. Además es importante aplastarlos, pues ocupan menos espacio al almacenarlos y transportarlos e inclusive si estos llegan a un relleno sanitario.

4. Ubica un centro de acopio:
Puedes llevar tus materiales reciclables a un centro de acopio de residuos o a algún supermercado que cuente con alguna campaña de este tipo. Además, infórmate sobre las campañas de recolección de pilas y celulares, llantas, residuos electrónicos, medicamentos caducos o de aceite vegetal usado.

5. Haz tu propia composta:
Puedes destinar un espacio en tu patio o jardín para elaborar tu propia composta y colocar ahí gran parte de los residuos orgánicos. Es fácil y los materiales son muy económicos. Al descomponerse los alimentos, obtendrás tierra rica en nutrientes. Si la haces correctamente, no genera malos olores ni atrae insectos. Busca sobre los lugares que ofrecen estos cursos o talleres.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches