Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Aprovecha tus electrodomésticos al máximo
Aprovecha tus electrodomésticos al máximo

Aprovecha tus electrodomésticos al máximo

Economizando la energía y el bolsillo

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)

No account yet? Register

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]

Si nuestros electrodomésticos hablaran, lo que no dirían de nosotros. Los usamos a diario, son súper indispensables en nuestras labores cotidianas, los mejores amigos, pero cuando nos fallan, lo primero que pasa por nuestra cabeza es desecharlos o mandarlos a volar o simplemente llevarlos a reparar para no recogerlos más.

Por ser los electrodomésticos los mejores aliados en casa debemos cuidarlos y sacarles el mejor provecho. Darles el mantenimiento correcto para que nos duren más tiempo y nos brinden los mejores beneficios será la mejor decisión que tomemos en casa.

Y como en toda pasarela, mencionaremos a los electrodomésticos más asediados o socorridos por las amas de casa.

Licuadora: Procura mantenerla siempre limpia; cuando la laves, desprende la base de las aspas para remover los residuos de alimentos y evitar la acumulación de hongos y bacterias que pueden ocasionar daños en la salud de la familia. Debes mantener las aspas con filo y enteras (unas aspas con poco filo sólo harán que trabaje la licuadora el doble, gaste más energía y corres el riesgo de descomponerla).

Lavadora: Cuando termines el ciclo de lavado, sécala perfectamente, remueve la bolsa o filtro que concentra las pelusas y desconéctala. Al momento de usarla, no rebases los kilos permitidos porque la forzarás tanto que terminarás por darle las gracias porque el motor se quemó. Emplea la cantidad de jabón necesario, te recuerdo que el exceso de espuma hace trabajar el doble a tu lavadora y por consecuencia gasta más energía. Cuando uses el ciclo de secado, no satures mucho esta área y sólo introduce la cantidad de ropa permisible.

Aspiradora: Cuando las brujas desaparecieron se llevaron consigo a las escobas y es común en estos tiempos hacer uso de las aspiradoras. Por un lado lo recomiendo porque ayudan a aspirar el polvo acumulado en los tapetes, alfombras, colchones y almohadas que son grandes concentradores de ácaros, pero también es un utensilio que usa mucha energía eléctrica. El mantenimiento que debes procurar es cambiar los filtros (que puedes lavar) de forma constante y no removerlos sólo cuando estén saturados de polvo. Vacía el depósito de basura siempre que termines de usarla y no cuando éste esté saturado de polvo para evitar que el motor trabaje el doble de su capacidad. Reemplaza los accesorios que estén averiados para prolongar la vida de tu espiradora.

Plancha: Muchos odiamos planchar y si la plancha nos da mucha lata, pues nuestra labor se ve entorpecida y nos obligará pasar largas horas detrás de la tabla. El mejor mantenimiento que podemos darle a este artículo es conservar la superficie o teflón en buen estado (limpia y tersa; los poros del vapor deben de estar limpios y libres de sarro) para que el calor de la plancha llegue de forma uniforme. La plancha es de los utensilios que gasta mucha energía así que te recomendamos planchar de “un jalón” la máxima cantidad de ropa para ahorrar energía y comienza por la ropa más gruesa o que requiera del calor máximo y deja al último la ropa más delgada o requiera el mínimo de calor (en este caso puedes desconectar la plancha y aprovechar el calor de ésta). Revisa el cableado, clavijas, atomizador.

Refrigerador: Es el máximo consumir de energía en casa y por lo mismo debemos mantenerlo en las condiciones más óptimas para que el consumo sea el normal y no sea una carga para nuestra economía. Lo primero que debemos revisar es que las gomas o empaques de la puerta sellen perfectamente para que no se escape el frío y gaste más energía de lo normal. Nunca introduzcas alimentos calientes porque generará mayor consumo de energía; aleja el refri de lugares calientes, de la estufa o a la exposición directa del sol. Cuida que la temperatura del frío sea el más adecuado (número 2 y 3 para climas templados, 3 y 4 para climas calientes). Limpia la parte posterior como mínimo una vez al año para evitar la acumulación de cochambre, pelusas o polvo; cuida que la bomba de gas esté bien conectado. Para lavarlo, desconecta el refrigerador y limpia con un paño húmedo; la nevera debe estar siempre limpia sin residuos de caramelo ni alimentos. Si estás por adquirir un nuevo refrigerador selecciona uno que consuma poca energía y que cumpla con la Norma Oficial Mexicana de ahorro de energía.

Tostador: Remueve el pan pegado de las parrilla o residuos de las migas para que el tostador trabaje de forma convencional. Conserva este aparato cubierto con alguna funda para evitar el cochambre.

Horno eléctrico: Conserva las parrillas lo más limpias posibles; el empaque debe sellar perfectamente la puerta para no gastar más energía por la fuga del calor. Lava el horno cada 4 meses para no acumular cochambre y consérvalo con una funda.

Horno eléctrico y de microondas: Mantén limpio el plato de vidrio; el aro del plato deber girar de forma correcta para no forzar el horno a trabajar con más energía a la permitida. Las parrillas para rostizar deben permanecer libres de todo residuo de comida. Usa utensilios propios para el horno para no generar descargas en su interior. Cable, clavija o accesorios deben estar en condiciones óptimas para su uso.
Otras buenas medidas que podemos considerar

Muchas medidas podemos tomar para ahorrar energía y no podemos pasar por alto otros detalles como es la revisión del medidor de luz, que debe funcionar de forma correcta (un tip es el de desconectar todos los aparatos eléctricos, apagar la luz si queda estático el medidor, quiere decir que está bien, pero si sigue girando, es necesario que gente especializada en la materia lo revise).

Cuando sales de casa o no se ocupa determinado aparato eléctrico, mantenlo apagado.

Reemplaza los focos fluorescentes por incandescentes (son un poco más caros, pero el tiempo de duración es mayor y el consumo de energía es menor).

Coloca cortinas dobles, las delgadas permitirán una mejor entrada de luz y ventilación (usarás menos luz ni ventilador); las gruesas ahorrarán energía del calentador porque la temperatura programada será la mínima.

Pinta la casa de colores claros que darán más luz y evitarán los focos prendidos a primera hora del día.

¡Las buenas medidas hacen rendir el presupuesto destinado al hogar!

Categorías

Etiquetas

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario