Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
El arte en una taza de café
El arte en una taza de café

El arte en una taza de café

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

El delicioso aroma que emana de una rica taza de café caliente se convierte en la suprema seducción de todo olfato, que sucumbe ante tal delicia.

Amargo, solo, con leche, descafeinado, expreso, con azúcar, esencia de sabor, frío, con licor… El café siempre rico, presente en cada momento y en cualquier lugar… testigo mudo de las conversaciones más íntimas, compañero fiel durante una cita, el amigo entrañable del día… el incondicional de las jornadas de trabajo… el amigo que nunca nos defrauda.

El café llegó para quedarse en el gusto de todos y gracias a los baristas (especialistas en el café) se ha convertido en la mancuerna del arte para beneplácito de nuestro paladar, olfato y vista. Así es, hoy por hoy los especialistas en el café se han encargado de adornar nuestras bebidas y de crear otros sabores a partir de esencias, licores, leche y mezcla de otros tipos de café. El arte del café con leche, también conocido como El arte del latte (se llama latte a esta técnica porque son bebidas preparadas con leche y café expreso, aunque también se pueden elaborar con otro tipo de bebidas siempre y cuando tengan como base el café) o Arte en la espuma del café comenzó con tintes gourmet, pero ha sido tanta su aceptación y auge que se ha convertido en una técnica popular, convirtiendo una tradicional taza en algo más apetecible.

Los diseños están basados en dos técnicas: Latte art y el Etching, el primero consiste en la manipulación de la leche al momento de añadirla al café (se utiliza una jarra especial) y la segunda, es el uso de plantillas o esténciles con diferentes diseños.

El arte en el café también lo puedes hacer en casa
Puedes hacer tu propio esténcil en casa, es muy fácil, sólo necesitas un acetato, un exacto o cúter y mucha imaginación.

Traza el diseño en el acetato (puede ser un corazón, flor, estrella, perrito, oso o la figura deseada) o puedes imprimir el dibujo en el acetato; cala la figura con el exacto y listo, tu plantilla estará para usarse de forma inmediata.

Vamos a comenzar:

  • Prepara tu café como se indica en el empaque o al gusto.
  • Hierve la leche y bate constantemente para soltar la espuma.
  • Alista tu plantilla.
  • Acerca el ingrediente con el que vas a decorar el café: jarabe de chocolate, canela o chocolate en polvo, azúcar glas, cajeta o mermelada líquidas, etc.
  • Vacía el café a la mitad o ¾ partes de la taza; completa con la leche caliente; pon la espuma encima (auxíliate de una cuchara) y coloca la plantilla en la base de la taza y con un colador pasa la canela, chocolate o café (puedes usar el jarabe o mermelada líquida en lugar de la canela o chocolate).

Si por alguna razón no pudiste elaborar tu esténcil, usa un palillo de dientes para “rayar” la espuma y hacer diferentes diseños.
¡Mmmmmmm, llegó la hora de disfrutar la hora placentera del café!

Una taza de café no la niega nadie.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario