Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Beneficios de la leche materna sobre las fórmulas sucedáneas
Beneficios de la leche materna sobre las fórmulas sucedáneas

Beneficios de la leche materna sobre las fórmulas sucedáneas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La leche materna es el alimento completo para promover el crecimiento y desarrollo del niño durante los primeros 4 a 6 meses de vida, por ello se recomienda la alimentación exclusiva de este alimento durante este tiempo y más adelante se sugiere complementarlo con la introducción de alimentos sólidos después del sexto mes. Entre sus principales beneficios están los siguientes:

* La lecha materna contiene todos los nutrimentos que los recién nacidos requieren en las proporciones exactas que se necesitan.
* La leche materna cambia de composición conforme el bebé crece y siempre contiene todos los nutrimentos que el pequeño requiere.
* La leche materna cambia de composición de acuerdo al clima y por eso cumple también con las necesidades de hidratación del pequeño. Cuando se consume leche materna no es necesario ofrecer al pequeño líquidos adicionales.
* La leche materna es estéril no se puede echar a perder. No hay riesgo de enfermedades diarreicas ni infecciones del aparato digestivo.
* La leche materna contiene inmunoglobulinas -o defensas-, que ayudan al pequeño a prevenir enfermedades infecciosas de todo tipo y actúan como una especie de vacunas, para promover la respuesta inmune o capacidad de defenderse de las infecciones.
* En la lactancia humana, el cuerpo del pequeño recibe estimulación táctil de los dos lados y sobre toda la piel. Esto ayuda a estimular el desarrollo equilibrado de ambos lados.
* En la lactancia, la cara de la madre está a la distancia ideal para que el bebé aprenda a fijar sus ojos sobre ella, propiciando el desarrollo. Esto no sucede en la lactancia con fórmulas, porque el bebé está colocado demasiado lejos de la cara de la madre.
* En la lactancia materna y dada la cercanía con el corazón de la madre, el bebé puede escuchar los latidos del corazón de su madre. Esto lo tranquiliza, estabiliza el pulso cardiaco y promueve el descanso.

Estudios epidemiológicos han argumentado las ventajas que se desprenden de la lactancia materna para los recién nacidos, los cuales consisten en la inmediata salud, protegiendo al bebé de reacciones alérgicas, estreñimiento, diarrea, infecciones en las vías respiratorias, otitis media y resfriados. Además, se desarrolla un reflejo más sano y fuerte de succión, ayudando a desarrollar satisfactoriamente los huesos y músculos de la cara, garantizando así una adecuada formación dentaria y desarrollo del habla.

En 1989, la OMS y la UNICEF recomendaron que todos los hospitales del mundo pusieran en marcha diversas estrategias para la protección, la promoción y el apoyo a la lactancia natural1, fomentando el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia materna para procurar que las madres se pongan en contacto con el recién nacido desde su salida del hospital o clínica.

Estas recomendaciones reconocen las ventajas y beneficios de la lactancia, como: nutricionalmente superior a cualquier alimento para recién nacido, bacteriológicamente segura y fresca, contiene una diversidad de factores antiinfecciosos y células inmunológicas, los bebés amamantados son menos susceptibles de ser sobrealimentados, además de favorecer el vínculo afectivo entre madre–hijo.

Para la madre lactante también se han documentado ventajas como favorecer la pérdida de peso; reduce la posibilidad de cáncer de mama y útero; y cuando el bebé succiona se libera una hormona llamada oxitocina, que ayuda a que el útero se contraiga y regrese a su tamaño normal de forma más rápida, lo cual puede evitar hemorragias posparto, reduce el riesgo de padecer algunas enfermedades como el cáncer de mama, de ovario y de útero; la protege contra la osteoporosis y la fractura de cadera en edad avanzada y disminuye el riesgo de artritis reumatoide.

A pesar de estos beneficios, actualmente un gran número de mujeres en todo el mundo no lactan a sus hijos o los alimentan del seno materno sólo por periodos cortos dando como resultado en edades posteriores del lactante, patologías crónicas como: obesidad, atopía, diabetes y cáncer.

1 Protección, fomento y apoyo de la lactancia materna: papel especial de los servicios de maternidad. Declaración conjunta OMS/UNICEF, Ginebra, OMS, 1989.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario