Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Cuando tienes sed es demasiado tarde
Cuando tienes sed es demasiado tarde

Cuando tienes sed es demasiado tarde

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La hidratación es un componente esencial del estilo de vida saludable. Y es que solo un cuerpo correctamente hidratado puede llevar a cabo sus funciones y reacciones del metabolismo básico, como respiración, circulación y trabajo muscular; solo un cuerpo bien hidratado puede desechar las sustancias tóxicas que ingerimos, bebemos, inhalamos y comemos todos los días, como sal, nicotina, cafeína, proteínas, smog, alcohol y medicinas.

Pero, ¿qué significa estar bien hidratado? Esa es la cuestión. El consumo de muy poca agua a lo largo del tiempo puede asociarse con enfermedades complicadas, como la gota y las insuficiencias renales, pero también el consumo excesivo de agua puede ser muy dañino, pues se asocia a pérdidas de minerales y electrolitos esenciales, como el potasio, sodio y calcio y puede asociarse a calambres contracturas musculares y problemas de funcionamientos tanto en el sistema muscular como en el nervioso.

Lo ideal es seguir el dicho mexicano: ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre, lo cual en el caso del agua significa consumir aproximadamente 1 mililitro de agua por cada caloría que el cuerpo gasta durante el día. Recordemos que el agua que recibe el cuerpo no solo proviene de la que bebemos en su forma pura y cristalina, sino además de otros líquidos que bebemos, como café, té, jugos o leche y aguas frescas; y de los alimentos más caldosos o ricos en agua, como la fruta, la verdura, las sopas o los guisados caldosos.

Dependiendo del clima y de la actividad física la recomendación puede variar, pero en términos generales se sugiere consumir cerca de 2.5 litros de agua para un adulto, y 1.5 litros para un niño de 8 años. Esto significa  entre 6 y 8 vasos de agua pura y cristalina para un adulto además de los líquidos del resto de las bebidas y alimentos líquidos, y entre 4 y 6 vasos para los niños pequeños, además de las otras bebidas y alimentos.

Es importante tomar en cuenta que cuando uno bebe un líquido distinto al agua pura y cristalina se debe de considerar la energía, o sea las calorías aportadas por los azucares u otros nutrimentos presentes en dichos alimentos, ya sean naturales, como en el caso de las bebidas a base de fruta natural, o adicionados, como en el caso de un agua fresca con azúcar o un néctar industrializado.
En cualquier caso estas calorías deben ser sumadas en la dieta y consideradas a la hora de diseñar un programa alimenticio que pretenda mantenernos o llevarnos a un peso saludable. Por ejemplo, en un vaso de leche además del agua recibimos 145 calorías, de las 2 mil calorías de una dieta en promedio, con cerca de 8 gramos de proteínas y grasas, y 9 gramos de carbohidratos, o sea azúcares naturales.

A continuación se presentan las necesidades de hidratación y una forma sencilla de cubrirlas todos los días, según el grupo poblacional y edad.

Niños menores de 10 años: necesitan consumir 1.5 litros al día. Lo recomendable es ingerir de 4 a 6 vasos de agua pura, y el equivalente a 2 vasos se deben cubrir con otros líquidos y alimentos.

Adultos medianamente sedentarios: necesitan consumir 2.5 litros al día. Lo recomendable es ingerir de 6 a 8 vasos de agua pura, y el equivalente a 2 vasos se deben cubrir con otros líquidos y alimentos.

Adultos muy activos o en clima caliente: necesitan consumir 3 a 3.5 litros al día. Lo recomendable es ingerir de 8 a 10 vasos de agua pura, y el equivalente a 2 vasos se deben cubrir con otros líquidos y alimentos.

Adolescentes o niños mayores a 10 años: necesitan consumir 3 litros al día. Lo recomendable es ingerir 8 vasos de agua pura, y el equivalente a 2 vasos se deben cubrir con otros líquidos y alimentos.

Y recuerda, si tu orina es turbia u opaca, si te duele con frecuencia la cabeza o tienes problemas de estreñimiento; si tienes sed, eso quiere decir que has perdido ya el 1 a 2 por ciento de tu peso corporal y te encuentras deshidratado. No esperes tanto. Haz de la correcta hidratación parte de tu rutina diaria, de tu nuevo estilo de vida más saludable, y empieza hoy a beber más agua: entre 6 y 8 vasos diarios de agua potable más otros líquidos y alimentos ricos en agua.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario