Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Disminuye tu riesgo de desarrollar diabetes
Disminuye tu riesgo de desarrollar diabetes

Disminuye tu riesgo de desarrollar diabetes

Cada día hay más jóvenes con diabetes tipo 2
Claudia Cortés Cardoso

Asesora en nutrición. Ha participado en la realización de talleres de cocina para elaborar platillos especiales para personas con diabetes, colesterol e hipertensión, entre otras enfermedades.

Cursó el diplomado en auriculoterapia, para ayudar a pacientes con algún tipo de enfermedad física o emocional. También cuenta con estudios de ADN básico (ADN emocional, creencias y Thetahealing.)

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Cuando se es joven no se piensa mucho en enfermedades y tomamos los consejos a la ligera. No hay que esperar a que nos diagnostiquen alguna enfermedad como la diabetes para comenzar a tener hábitos saludables.
Es mejor prevenir, así que mejor toma medidas para disminuir el riesgo de tener diabetes tipo 2, pues ésta puede llegar a ser una enfermedad grave.

Comienza haciendo más ejercicio y comiendo más saludable.
Los alimentos que comemos se convierten en glucosa (azúcar), que el cuer?po convierte en energía. Cuando se tiene diabetes, la glucosa se concentra en la sangre y no puede ir a las células de tu cuerpo. Si el nivel de la glucosa en la sangre se mantiene demasiado alto por demasiado tiempo, puede causar daños a los ojos, los riñones y los nervios.

Tienes riesgo de desarrollar la diabetes si alguien en tu familia tiene diabetes, si pesas demasiado o no haces suficiente ejercicio; también si eres hispano o latino, indígena americano, nativo de Alaska, afroamericano, asiático americano o de las islas del Pacífico.

Ten iniciativa para mantenerte saludable.
Intenta llegar a un peso saludable y mantener ese peso.
La mayoría de los adolescentes que desarrollan diabetes tipo 2 pesan demasiado. Para disminuir tu riesgo de desarrollar la diabetes, pierde peso haciendo ejercicio y comiendo saludablemente.

Haz ejercicio todos los días.

  • Camina o monta tu bicicleta para ir de un lugar a otro. Usa las escaleras. Baila o haz deportes. Juega fútbol, básquetbol o anda en patineta con tus amigos.
  • Haz por lo menos 60 minutos de ejercicio al día. Comienza lentamente. Veinte minutos, tres veces al día está bien. Cualquier cantidad de ejercicio que hagas es importante.
  • Limita el tiempo que pasas frente a la televisión y a la computadora a menos de 2 horas por día.
  • Pídele a los demás miembros de tu familia que se pongan en forma contigo.

Alimentación

  • Desayuna, almuerza y cena, y además come uno o dos (“snacks”) saludables.
  • Come ensalada con muchos vegetales. Puedes aderezar con aceite de oliva, jugo de limón y una pizca de sal o pimienta.
  • Toma agua en lugar de refrescos, bebidas con sabor a frutas o bebidas deportivas.
  • Come alimentos con un alto contenido de fibra como panes y cereales integrales. Otros alimentos con un alto contenido de fibra son arroz integral, lentejas, alverjas, frutas y vegetales.
  • Come pescado, carne, pollo y otras aves de corral, queso bajo en grasa y productos de soya. Las porciones deben ser como del tamaño de la palma de tu mano. Los alimentos más saludables son los que han sido preparados al horno, asados o a la parrilla. Quita siempre el pellejo y toda la grasa que veas.
  • De postre o para media tarde come una fruta en lugar de una barra de chocolate o papitas fritas.
  • Come porciones más pequeñas en las comidas y meriendas.
  • Llena la mitad del plato con ensalada o vegetales. Puedes volver a servirte ensalada o vegetales.
  • En los restaurantes de comida rápida, ordena el tamaño pequeño o comparte una comida más grande con un amigo o amiga.
  • Si vas a comer pizza, come sólo dos pedazos de pizza de masa delgada y que sea de queso o vegetariana.
  • ?Para las meriendas, intenta usar un plato o tazón pequeño para controlar lo que comes.

Aquí te doy unas ideas para meriendas saludables:

Una taza de vegetales con salsa (“pico de gallo”).
Una tortilla pequeña de harina o de maíz con dos rebanadas de pavo o queso bajo en grasa.
Tres tazas, o una bolsa de una sola porción, de palomitas de maíz (“popcorn”) bajas en grasa para hacer en el microondas.

Claudia Cortés Cardoso

Asesora en nutrición. Ha participado en la realización de talleres de cocina para elaborar platillos especiales para personas con diabetes, colesterol e hipertensión, entre otras enfermedades.

Cursó el diplomado en auriculoterapia, para ayudar a pacientes con algún tipo de enfermedad física o emocional. También cuenta con estudios de ADN básico (ADN emocional, creencias y Thetahealing.)

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario