Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
El problema está en las porciones
El problema está en las porciones

El problema está en las porciones

Cómo y por qué hemos maximizado lo que comemos…
Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Desde mediados de los años ochenta las porciones de lo que comemos se han agrandado casi sin que nos demos cuenta. Cuando antes una bebida de 240 ml, por ejemplo, era considerada suficiente para una persona, hoy hay que beber 600 ml o incluso un litro para sentirse satisfecho. Lo mismo sucede con alimentos preparados como las papas a la francesa o las hamburguesas que han crecido de manera impresionante en los últimos años y como las porciones más grandes muchas veces son proporcionalmente más baratas, y los platos, cucharas y contenedores también han crecido, no sólo se nos hace de lo más normal pedir porciones grandes, sino además parece sensato y económico.

De todo hemos maximizado nuestras porciones, incluso de lo saludable. Hoy una ensalada es de al menos 3 tazas de hojas de lechuga o espinaca, cuando antes la porción era más cercana a ¾ de taza.

Lo malo de estas maxi porciones y de los platos y utensilios más grandes en los que se sirven, es que nos confunden. Nosotros tendemos a pensar que un platillo o un empaque es una porción y casi nunca nos damos cuenta de que por ejemplo, un paquete de galletas, con 8  ó 6 piezas, son 2 ó 3 porciones equivalentes….o que un pan tipo bagel, de los de la tienda de autoservicio, en realidad no equivale con una rebanada de pan de caja, sino más bien con cuatro….así es, en un simple pan estamos consumiendo 4 porciones de cereal o 4 rebanadas de pan de caja.

Las porciones agrandadas son en parte responsables de la ganancia de peso que hemos tenidos como sociedad en los últimos 20 años. Nos hemos acostumbrado, poco a poco, a comer más; y como además somos menos activos físicamente, esto nos lleva a un desbalance de energía y a una acumulación de grasa en el cuerpo, o sea al sobrepeso.

Hacer conciencia de las porciones y aprenderlas a medir es fundamental. Se pueden usar tazas medidoras u objetos cotidianos como referencia…. lo ideal es servirnos en platos y vasos más pequeños y usar cubiertos regulares y no maxi…. Y apreciar visualmente cada porción antes de empezarla a comer.

En nuestra próxima entrega te platicaremos algunas comparaciones con objetos cotidianos que puedes hacer para controlar las porciones de lo que comes y de lo que sirves a la familia. Mientras, basta empezar a hacer conciencia…. Fijarse en lo que uno se sirve, en el tamaño que pide y optar siempre por las presentaciones más pequeñas, aunque eso pueda parecer una mala inversión desde el punto de vida económico. Estaremos invirtiendo en salud a mediano plazo a través de la prevención del sobrepeso.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario