Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
La importancia de vivir saludables
La importancia de vivir saludables

La importancia de vivir saludables

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Cada vez hay más evidencia de que las enfermedades que padecemos, sobre todo en la etapa adulta y como adultos mayores, están muy determinadas por nuestro estilo de vida. Y sí que han cambiado las enfermedades que los mexicanos padecemos en los últimos treinta años.

Antes éramos un país de personas que sufrían de desnutrición y que morían a causa de enfermedades infecciosas mal tratadas, sobre todo en las vías respiratorias y en el sistema digestivo. Muchos niños mexicanos morían directamente a causa de la desnutrición o por problemas en el periodo cercano al parto (asfixias, sangrados o infecciones). Muchos otros padecían y sucumbían de diarreas, bronquitis y otras infecciones. Entre los adultos eran también las infecciones complicadas, como la tuberculosis, sarampión y otras, las principales causas de muerte.

Y aunque aún no hemos podido erradicar  por completo estos reflejos de la pobreza y el subdesarrollo y aún cerca del 10 por ciento de los niños mexicanos padecen de algún tipo de desnutrición en sus primeros cinco años de vida, esta causa de muerte ha dejado de ocupar lo primeros lugares para ubicarse desde el año 2000 en el lugar 10 o 11.

Enfermedades del siglo XXI
Hoy los mexicanos nos estamos enfermando de condiciones crónico degenerativas y ya no de infecciones. Estas enfermedades que se supone son típicas de los adultos mayores de 50, en nuestro país aparecen desde mucho antes y no es raro encontrarlas en los niños a partir de los 10 años. Muchas de ellas están asociadas al sobre peso y la obesidad, la falta de actividad física y el estilo de vida. Y por desgracia, muchas de ellas tienen un componente genético importante.

Hoy los mexicanos sufrimos más que nunca por la diabetes mellitus tipo II o no insulino dependiente, padecimiento que ha sido diagnosticado en más de 7.5 millones de nuestros conciudadanos, pero que se calcula afecta a más de 10 millones, y que ocupa la primera causa de muerte en tanto para mujeres como para varones. A las complicaciones de la diabetes se les pueden achacar más del 15 por ciento de todas las muertes en México en el 2008.

En segundo lugar aparecen las enfermedades del corazón, como infartos y otros accidentes y en el tercero las enfermedades cardio vasculares, muy similares en sus causas y en su prevención.
En los primeros lugares de las causas de muerte en México encontramos otras condiciones que tienen que ver con el estilo de vida, como la hipertensión, los accidentes cerebrales, y las obstrucciones pulmonares.

FRASE PAM: Pam

Lo trágico es que todas estas condiciones tienen dos factores en común: una vida demasiado sedentaria, falta de ejercicio formal y con poca actividad física y un peso corporal excesivo, debido a una dieta incorrecta y probablemente excesiva, con un depósito de grasa excesivo, sobre todo en la cintura.

Sí hay remedio
La solución a nuestros problemas parece estar en nuestras bocas y en las decisiones que tomamos todos los días. La cantidad y calidad de los alimentos que comemos, la forma en la que los preparamos y combinamos. Todas son determinantes de nuestras causas de enfermedad y muerte a mediano plazo. Nuestro peso corporal y la cantidad de grasa que tenemos en el abdomen, así como la actividad física que realizamos todos los días son también esenciales en la calidad de vida que tendremos en nuestros últimos años de vida.

Seguramente viviremos hasta pasar los 75 años, si las estadísticas de esperanza de vida no nos engañan, pero la calidad de esos últimos años y las enfermedades que nos acompañen a vivirlos se determinan hoy, en las decisiones más sencillas: si tomamos agua, si fumamos, cuántas horas dormimos todas las noches, cuánto alcohol ingerimos, si consumimos medicamentos auto recetados o simplemente si pedimos una quesadilla frita de chicharrón prensado o una asada de requesón con flor de calabaza. Afortunadamente tú eliges.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario