Cocina con Alegría

Los límites en tu plato apoyan los límites en tu vida

Los límites en tu plato apoyan los límites en tu vida

Los límites en tu plato apoyan los límites en tu vida

¿Sabías que al poner límites en tu plato de comida estás reforzando los límites de tu vida?

¿Sabías que los límites en tu plato apoyan los límites en tu vida? Es decir, si tu aprendes a poner un límite a la hora de servirte la comida, estarás reforzando los limites en tu vida diaria.
Cuando haces algo que no te hace sentir bien o que te está provocando cierta incomodidad, ya sea decir algo inapropiado, no cumplir con tus labores o comer a pesar de no tener hambre, tienes algunas opciones a elegir: continuar haciéndolo y fingir que no pasa nada, o puedes seguir haciéndolo pero prestando atención a cómo te estas sintiendo y reflexionar en ello o simplemente “parar”.

Existe una línea muy delgada entre juzgarte o criticarte por lo que haces y detenerte por que te estás sintiendo inadecuada o mala, o "dejar de hacerlo" porque tienes un compromiso contigo para cuidarte. El primero te llevará a sentirte peor después de un rato, pero el segundo, te ayudará a estar al pendiente de ti y será tu guía para ser amable contigo.

Si te gustan los alimentos altos en azúcar pero te das cuenta que después de comerlos te sientes mal, este es un momento de establecer un límite en tu plato de comida, no porque estés llevando una dieta baja en carbohidratos sino porque al bajarle a la cantidad o decidir no comerlos más, en realidad te estás regalando salud y cuidado a ti misma.

Si disfrutas platicar con las amigas pero te das cuentas que ciertos temas te hacen sentir incómoda o mal contigo misma, es momento de establecer un límite. Parar la conversación y expresarles cómo te sientes es una opción, pero si no te sientes lista para hacerlo, puedes ir al baño, salir para hacer una llamada y alejarte un poco de la conversación. Al hacer esto, te estás escuchando y al atender tu incomodidad te estarás cuidando.

¿Te das cuenta del parecido? Cuando tomas la decisión de poner límites a las cosas que no te hacen sentir bien, en realidad no te quitas nada ni del plato de comida, ni de tu vida. Si lo observas detenidamente, te estás regalando amor, cuidado, bienestar. Al principio quizá te equivoques, como cuando aprendes a tocar un instrumento se necesita práctica, y poco a poco lo harás mejor. Lo más importante es que el compromiso de cuidarte no lo rompas, que te sigas esforzando y en algún momento esta nueva conducta será parte de ti.

Tips:

  • Empieza observando tu plato de comida, elije qué alimentos vas a observar esta semana, una vez que descubras cuales no te caen bien, establece el límite. La próxima semana observas otro.
  • Una vez que te sea más sencillo hacerlo en tu plato de comida, empieza a practicarlo en tu plato de la vida. Recuerda, es poco a poco, siendo amable contigo para que no te satures y la angustia te lleve a dejar de hacerlo.
Comparte esta nota:

Salud hecha en casa

  • Rico postre de Yogurt y Frutos Rojos | Cocina con Alegría
  • Crujiente milanesa de pollo empanizada y deditos de queso | Cocina con Alegría
  • Refrescante agua con Chía | Cocina con Alegría
  • Prepara un rico y fácil: espagueti al cilantro te va a encantar!!! | Cocina con Alegría
Cocina con Alegría