Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
No le apliques la ley de hielo a tus hielos
No le apliques la ley de hielo a tus hielos

No le apliques la ley de hielo a tus hielos

Los mejores remedios caseros
Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Estos cubos transparentes y fríos no sólo nos sirven para refrescar nuestras bebidas y para conservar el tono verde de algunos vegetales que de forma previa hervimos; también son excelentes auxiliares en nuestro hogar.

Seguramente has escuchado hablar de la crioterapia, es decir, la terapia basada en el empleo de bajas temperaturas, muy aplicada en lesiones deportivas.

Tratamiento en el caso de hemorragias, inflamación y dolor, que no representa algún efecto secundario con tratamientos médicos.

A continuación un sencillo listado que nos obligará a tener nuestros moldes de hielos listos para cualquier emergencia.

¿Dolor de muelas? Mientras sacas cita para ver al dentista o llegas al consultorio, coloca una bolsa de hielo sobre la muela durante 15 minutos (varias veces al día), el dolor disminuirá de forma gradual.

¿Piquete de abeja? Coloca una bolsa con hielo sobre la picadura para evitar hinchazón y que la picazón se extienda.


¿Recibiste un golpe fuerte?
Disminuye los moretones o hematomas con una bolsa de hielos en la zona lastimada para comprimir los vasos sanguíneos, lo que se traduce en menor afluencia de sangre derramada a los tejidos.


¿Ronchas por piquete de zancudo?
Frota un cubo de hielo sobre la roncha para disminuir la incómoda sensación de rascarte hasta sangrar la piel.


¿Fuego o herpes labial?
Aplica directamente hielo en la primera sensación de cosquilleo para disminuir la inflamación.
¿Fiebre o calentura? Coloca en la frente, muñecas y pantorrillas una bolsa de hielos cubierta con frazadas, mientras llega el doctor.


¿Dormiste mal y tienes dolor de cuello o dolor muscular?
Elimina la tortícolis o dolores musculares, colocando en el cuello o en la zona adolorida una bolsa de hielo cubierta con frazadas gruesas o toalla.


¿Pies adoloridos o cansados por estar mucho tiempo de pie?
Envuelve unos cubos de hielo en una toalla húmeda, frota sobre tus pies y tobillos durante unos minutos.

¿Sangrado de nariz, edemas o hinchazón? Coloca compresas con hielos.


Remedios fáciles de aplicar en casa que evitarán las salidas constantes a la farmacia o boticas. Recuerda, un poco de hielo, paños húmedos y aplicar por tres días seguidos son buenos anestésicos o analgésicos en casa.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario