Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
¿Productos pasados de moda? Pasados, pero de tiempo de consumo
¿Productos pasados de moda? Pasados

¿Productos pasados de moda? Pasados, pero de tiempo de consumo

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)

No account yet? Register

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]

Ir al mercado no sólo es comprar por comprar, sobre todo si de ofertas hablamos y de alimentos nos referimos. Las tiendas de autoservicio suelen ofertar productos cuando las fechas de caducidad o vencimiento están cerca, por lo que recomendamos adquirir el producto siempre y cuando lo consumas de forma inmediata, de lo contrario, descarta la idea de comprarlo.

¿Cómo identificar si algún alimento está pasado o en mal estado?

Un alimento deja de estar fresco si la textura, olor y color son diferentes al producto habitual; aunque existen productos en conserva que puedes almacenar siempre y cuando sus empaques, envases o latas no presenten alguna anomalía, pero debes considerar el tiempo y fecha de caducidad.

Los alimentos se echan a perder de diferentes formas y cuando tienes la certeza que un alimento tiene varios días en el frigorífico es mejor desechar que enfermar.

A continuación enlistamos algunos de los productos que puedes tener presentes a la hora de consumirlos.

a) Productos lácteos
Una leche que ya tiene varios días en refrigeración o ya no es tiempo de consumirla es cuando su apariencia líquida pasa a un estado de “yogur”, es decir, se vea grumosa, espesa o agria.

Un yogur está pasado cuando su consistencia sea más de queso cotagge: exceso de grumos, olor extraño y con indicios de moho.

Un helado tiene que ser desechado cuando su apariencia sea más a hielo que apariencia cremosa. Cuando el suero esté separado de la base y la superficie esté cuarteada ni siquiera será bueno para una malteada. A cantarle Las golondrinas a tan delicioso postre.

b) Huevos
Para probar su frescura sólo basta introducirlos en un recipiente con agua. Los huevos más frescos se hundirán y los que tienen que ser desechados son aquello que estarán flotando en el agua.

c) Carnes frescas
Los bisteces que tengan un color grisáceo, un olor a rancio y una textura viscosa es mejor desecharlos antes de contraer una infección estomacal.

Cuando el pollo pasa a un tono verdoso y con olor pútrido, lo más recomendable es no adquirirlo por muy buena que sea la oferta y si ya lo tienes en casa, deséchalo de forma inmediata. Un pollo crudo no debe permanecer más de 48 hora en el refrigerador.

La carne de puerco debe oler a sangre, tener un color rosado y debe ser firme. Si notas un tono rojo oscuro o muy decolorado, olor ligeramente desagradable y al momento de tocarlo el dedo se hunde… simplemente no lo consumas. A veces creemos que el agua caliente recuperará la consistencia de la carne, pero con la salud no se juega y tratándose de carne de puerco, menos.

d) Carnes frías
El jamón, queso de puerco, salami u otros deben estar firmes al tacto y contar con un olor fresco y apetecible, cuando veas una ligera consistencia viscosa y un aroma a rancio o agrio, es tiempo de decirles adiós.

e) Mantequillas y cremas
En aparienciaparecerán que están frescas, pero si notas un ligero aroma a rancio o las orillas se ven de un color concentrado al resto del producto, es momento de tirar el producto. En el caso de las cremas, el suero estará en la superficie.

f) Pescado
Un pescado fresco tendrá los ojos cristalinos a diferencia de un pescado que tiene varios días en el congelador (ojos opacos) y su aroma es tan peculiar, que seguramente a metros de distancia notarás cuando es apto o no para ser consumido.

g) Frutas
Las frutas tienden a marchitarse o enmohecerse con tanta facilidad, sobre todo aquellas que tienen la piel o cáscara delgadas como es en el caso de los duraznos, peras e incluso las fresas. Así que cuando veas que la fruta tiene un color marrón y una ligera vellosidad es mejor separarlas del resto de la fruta y tirarlas.

h) Verduras
La verdura tiene mucho tiempo en refrigeración cuando comienza a salirle raíces, está“quemada”, tiene una textura gelatinosa o está demasiado blanda. Puede ser que para un caldo se hidraten, pero es evidente que para una ensalada no sirve más.

i) Comida congelada
La comida que está en refrigeración por más de una semana estará despegándose del recipiente debido a la deshidratación y en algunos casos la superficie tendrá algunos puntos de moho. Un alimento con estas características ya es un alimento inservible.

j) Alimentos en conserva
Cuando una lata o envase tenga una ligera dilatación, es decir, lo cilíndrico se vuelve esférico, es mejor no invertir tiempo en abrirlos. Simplemente, ¡adiós!

Tirar la comida a la basura en tiempo de crisis es una merma a nuestro bolsillo, pero es mejor desechar un alimento que invertir tiempo y dinero en medicinas y doctores debido a una intoxicación o contraer algún tipo de infección estomacal o salmonela.

Mantener los alimentos en refrigeración ayudará a conservarlos por algún tiempo, pero nada es para siempre y como todo organismo tienen un tiempo de vida.

Categorías

Etiquetas

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario