CCA
Cocina con Alegría
Inicio » Notas con Alegría » Salud y Bienestar » Consejos para una lactancia muy exitosa

Consejos para una lactancia muy exitosa

La lactancia materna tiene innumerables beneficios para el bebé, la madre y para el vínculo que se logra entre ambos. Los beneficios para el pequeño van desde los físicos, los de la respuesta inmune y hasta los emocionales, de desarrollo y de adaptación. Para la madre, la lactancia es el camino para volver a su […]
0
(Votos: 0)

La lactancia materna tiene innumerables beneficios para el bebé, la madre y para el vínculo que se logra entre ambos. Los beneficios para el pequeño van desde los físicos, los de la respuesta inmune y hasta los emocionales, de desarrollo y de adaptación. Para la madre, la lactancia es el camino para volver a su peso preembarazo para asegurar la salud de su útero y para la regularización de las hormonas corporales.

Sin embargo, lograr una lactancia exitosa no es fácil. Para quienes vivimos en las grandes ciudades y alejados de la naturaleza, aún es más difícil. A continuación 10 sencillos consejos para lograr establecer una lactancia exitosa y para disfrutarla.

Prepara tus pezones con masajes y movimientos, usando un poco de lanolina natural, desde la semana 30 del embarazo, a más tardar.

1. En las primeras semanas de vida, no ofrezcas a tu bebé nada de comer o beber más que el pecho materno. La introducción de biberones con agua o leche desestimulan la lactancia.

2. Ofrece el pecho a libre demanda, es decir, cada vez que el pequeño llore o se note inquieto. Así se establece la calidad y el horario de manera natural. No te preocupes de establecer un horario de comida, eso se logra solo a lo largo de los primeros tres meses de lactancia.

3. Trata de no ofrecer al bebé chupón; lo confunden en sus movimientos de succión.

4. Bebe suficiente agua y mantente hidratada a lo largo del día. Recuerda que requieres cerca de tres litros de líquidos cada 24 horas.

5. Elige una dieta de calidad, cada bocado que comas sea de calidad. Consume verduras y frutas de distintos colores a lo largo del día, cereales integrales y leguminosas. Prefiere lácteos descremados y productos de origen animal magros.

6. Pon especial énfasis en el consumo de alimentos ricos en hierro y calcio. Alimentos ricos en hierro como hojas verde oscuro, consumidas en ensalada con frutas ricas en vitamina C, leguminosas como habas, lentejas o frijoles y carnes rojas, como la res o la ternera. Alimentos ricos en calcio como tortillas, lácteos descremados o pescados que se consumen con todo y su esqueleto como las sardinas.

7. Identifica si algún alimento que comes le causa irritación o cólico a tu bebé. Pueden ser las verduras crucíferas como brócoli o calabacitas, el picante y otros irritantes o especias o las leguminosas. Si notas que algún alimento le cae mal al bebé, elimínalo de tu dieta, por lo pronto.

8. Alimenta a tu bebé al menos 10 minutos de cada lado (de cada seno) y máximo 20. Comienza por un lado distinto en cada tetada (un segurito en el brassiere te puede ayudar a recordar por qué lado comenzar).

9. Cuida tus pezones, deja que se sequen al aire después de amamantar y no apliques sobre ellos cremas ni ungüentos. Tampoco los laves más de lo necesario, o sea más de una vez al día, cuando te bañes. Hoy se sabe que la leche materna es su mejor emoliente. Si presentas grietas o cortadas, deja descansar ese lado por 24 horas y deja que se seque al aire. Si la molestia persiste, llama al médico o a un especialista en lactancia.

Publicación de

Cocina con Alegría
Cocina con Alegría

Comparte esta publicación: