CCA
Cocina con Alegría
Inicio » Notas con Alegría » Salud y Bienestar » Pan de muerto, no lo compres, mejor prepáralo en casa

Pan de muerto, no lo compres, mejor prepáralo en casa

La rica tradición de saborear el pan

El pan de muerto es una de las ricas tradiciones que tienen su origen en la época prehispánica, se cuenta que este tipo de pan surge a raíz de los sacrificios humanos y al arribo de los españoles. En esa época, una princesa era ofrecida a los dioses y su corazón era introducido a un […]
0
(Votos: 0)

El pan de muerto es una de las ricas tradiciones que tienen su origen en la época prehispánica, se cuenta que este tipo de pan surge a raíz de los sacrificios humanos y al arribo de los españoles. En esa época, una princesa era ofrecida a los dioses y su corazón era introducido a un recipiente con semillas, dicho corazón era mordido como señal de agradecimiento a los dioses. Son los españoles, inconformes con este tipo de sacrificios, quienes elaboraron un pan en forma de corazón bañado de azúcar roja, simulando la sangre de las doncellas. Dando origen a lo que conocemos hoy en día como el pan de muerto.

Y como esta festividad no la podemos celebrar sin su protagonista principal, pues manos a la obra.

Pan de muerto

Ingredientes
2 tazas de harina de trigo cernida (250 gramos)
12 cucharadita de sal
14 de taza de azúcar
1 cucharada sopera de levadura en polvo
40 gramos de margarina
2 huevos
30 mililitros de agua
40 gramos de mantequilla
Ralladura de 1 naranja
12 cucharadita de agua de azahar

Aceite para engrasar
1 huevo batido para barnizar
Azúcar para espolvorear
Mantequilla para barnizar

Modo de preparación
Precalentar el horno.

En una superficie plana vaciar la harina, sal, azúcar, levadura, margarina y huevo. Amasar todos los ingredientes y añadir poco a poco el agua hasta obtener una masa de consistencia elástica. Añadir la mantequilla, la ralladura de naranja y el agua de azahar.

Continuar con el amasado hasta que la masa se despegue fácilmente de la superficie. Puedes salpicar un poco de harina sobre tu mesa de trabajo. Reposar la masa en un recipiente previamente engrasado de aceite. Cubrir con una manta. Dejar en un lugar caliente para que duplique su volumen (1 hora será suficiente).
 width=

Pasado el tiempo, tomar porciones de masa y formar pequeñas esferas, las cuales aplastarás un poco. Colócalas en una charola previamente engrasada y enharinada. Barnizarlas de huevo batido. Ponerles tres canutillos de pan de forma cruzada (mira la foto) y colocar en el centro una esfera de pan. Barnizar todo con el huevo batido.

Hornear a 180°C de 20 a 25 minutos. Retirar del horno y barnizar con un poco de mantequilla y espolvorear el azúcar.

¡Mmmm!, verdaderamente una delicia que vale la pena probar y compartir con nuestros fieles difuntos, ¡buen provecho!

Publicación de

Cocina con Alegría
Cocina con Alegría

Comparte esta publicación: