Notas con Alegría BK Tips
Buscar
Generic filters
Consecuencias de una dieta alta en azúcar
Consecuencias de una dieta alta en azúcar

Consecuencias de una dieta alta en azúcar

El azúcar y nuestra salud
Rebeca Martínez

Mexicana, Licenciada en Interpretación y Traducción, con Maestría en Ciencias de la Educación. Health Coach de Institute for Integrative Nutrition of New York, con especialización en Psicología de la alimentación en Institute for the Psycology of Eating, instructora certificada de TRX entrenamiento por suspensión y entrenamiento funcional.

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Ya hemos hablado del azúcar y de cómo el organismo procesa los carbohidratos para convertirlos en glucosa y cómo ésta afecta los niveles de insulina. Las consecuencias de una dieta alta en azúcar son las siguientes:

  • Produce déficits nutricionales de vitaminas del grupo B y minerales como el calcio.
  • Es la fórmula perfecta para el sobrepeso y obesidad. Estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirman que los adultos que consumen menos azúcares tienen menor peso corporal.
  • Favorece el aumento de colesterol y triglicéridos.
  • Altera la flora intestinal.
  • Puede causar desequilibrio glucémico.
  • Junto con una dieta pobre en fibra puede favorecer el riesgo de cáncer, así como de otros trastornos y enfermedades como la enfermedad de Crohn, cálculos biliares y diabetes.
  • Puede causar alteraciones de conducta, como por ejemplo hiperactividad.
  • Puede perjudicar el crecimiento en la infancia al provocar descalcificación y no olvidemos la obesidad infantil.
  • Ingerir más azúcar de las dosis diarias recomendadas produce caries.

Con esto no digo que no puedes volver a comer algo dulce, pero ten cuidado de consumirla diario y, mucho ojo si detectas que eres de esas personas que no pueden estar un solo día sin azúcar. Es muy fácil ser adicto al azúcar.

Un dato importante: la Organización Mundial de la Salud recomienda que el azúcar no supere el 10% de las calorías diarias consumidas, es decir, una persona sedentaria debe consumir entre 50g-80g de carbohidratos netos (azúcar) para no elevar sus niveles de insulina. Las personas que llevan a cabo actividad física pueden consumir un poco más, eso depende de sus requerimientos individuales.

Rebeca Martínez

Mexicana, Licenciada en Interpretación y Traducción, con Maestría en Ciencias de la Educación. Health Coach de Institute for Integrative Nutrition of New York, con especialización en Psicología de la alimentación en Institute for the Psycology of Eating, instructora certificada de TRX entrenamiento por suspensión y entrenamiento funcional.

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario