Notas con Alegría BK Tips
Buscar
Generic filters
La importancia de la nutrición durante el embarazo
La importancia de la nutrición durante el embarazo

La importancia de la nutrición durante el embarazo

No tienes que comer por dos, pero si adecuadamente por el bien de los dos

Mexicana, Licenciada en Interpretación y Traducción, con Maestría en Ciencias de la Educación. Health Coach de Institute for Integrative Nutrition of New York, con especialización en Psicología de la alimentación en Institute for the Psycology of Eating, instructora certificada de TRX entrenamiento por suspensión y entrenamiento funcional.

0
¡Coleccionar!(0)

No account yet? Register

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]

El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de una mujer y es el milagro más mágico de la naturaleza pero también es el momento en el que la mujer comienza a ser responsable de la vida de otro ser humano. Cada cosa que comes, te untas en la piel o haces durante esos 9 meses tendrá una consecuencia en la formación de tu futuro bebé. Es por ello que hoy te voy a hablar de la importancia de la nutrición durante el embarazo.

La época en la que las mamás creían que debían comer por dos ha quedado atrás. Hoy se sabe que en el primer trimestre del embrazo necesitas un incremento calórico de 0 calorías, es decir, que no necesitas empezar a comer más de lo que solías comer.

En el segundo trimestre de embarazo si se requiere un incremento calórico de 300 calorías y en el tercer trimestre un incremento de 500-600 calorías. Es decir, es importante que no comiences a comer por dos o a devorar como termita cuanta comida se te cruza por enfrente, porque lejos de ayudar a tu bebé y ayudarte a ti en esos 9 meses, te puedes estar perjudicando.

Más que contar calorías lo ideal es que te alimentes correctamente, es decir, que te nutras y que no te falte ninguno de los siguientes nutrientes, en la cantidad necesaria para una mujer que está gestando una vida:

  • Calcio, 1200mg/día. Hojas verdes como espinaca y acelgas, brócoli, kelp, kale, nueces, semillas de calabaza, almendras.
  • Proteína, 70g/día. Lentejas, chicharos, pollo, carne, frijoles, espinacas, brócoli, pescados no altos en mercurio y metales.
  • Vitamina B12, 2.2 mcg/día. Levadura nutricional, granos y cereales, algas, etc.
  • Vitamina B6, 1.9 mg/día. Nueces, aguacate, cacahuates, jitomates, coliflor, maíz, plátanos, pimientos morrones, etc.
  • Vitamina E, 770 mcg/día. Germen de trigo, aceite de nueces, semillas de calabazas, mangos, almendras, aguacate.
  • Vitamina C, 85 mg/día. Naranjas, goji berries, kiwi, papaya, pimientos morrones rojos, moringa, frutas cítricas, etc.
  • Vitamina D, 200-400 mcg/día. La mejor fuente serían las leches vegetales fortificadas y 20 minutos de luz solar en la piel.
  • Acido Fólico, 400 mcg/día. Aguacates, lentejas, frijol de soya, almendras, plátanos, espinacas, coles de brúcelas, hojas verdes.

Lo más importante durante estos 9 meses es que te mantengas alejada de la comida procesada y que procures estar lo más relajada y descansada posible.

Mexicana, Licenciada en Interpretación y Traducción, con Maestría en Ciencias de la Educación. Health Coach de Institute for Integrative Nutrition of New York, con especialización en Psicología de la alimentación en Institute for the Psycology of Eating, instructora certificada de TRX entrenamiento por suspensión y entrenamiento funcional.

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario