Notas con Alegría Ideas Verdes
Buscar
Generic filters
Consumo responsable de gas
Consumo responsable de gas

Consumo responsable de gas

Gas, combustible como uso doméstico
Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

El gas es una de las principales fuentes de energía en los hogares; combustible utilizado en estufas, calentadores de agua, secadoras de ropa y calefacciones.

Al igual que la energía eléctrica, hay una relación entre el gas que consumimos diariamente y el cambio climático, ya que al ser un combustible fósil (al igual que el petróleo y el carbón) produce bióxido de carbono durante su combustión. Los seres humanos, a través de nuestras actividades, producimos más bióxido de carbono de lo que la Tierra puede absorber, por lo que hay un desequilibrio en la atmósfera y se absorbe mayor cantidad de calor. Con ello la temperatura del planeta aumenta y se genera una alteración en el clima global.

A continuación te damos siete consejos para consumir gas de manera responsable, lo cual te permitirá tener ahorros importantes en tu economía.

1. Evita el uso de pilotos. La flamas en los pilotos de estufas y calentadores de agua son grandes consumidores de gas, ya que están prendidos permanentemente, incluso cuando no estás cocinando o no requieres agua para bañarte. Una muy buena opción es que estos aparatos cuenten con “piloto eléctrico”. Una chispa es suficiente para el encendido.

2. Tapa tus ollas y sartenes. De esta manera evitarás que el calor se escape y tardarás menos tiempo en cocinar tus alimentos. Una excelente opción es utilizar la olla exprés, pues el tiempo de cocción es aún menor, lo que te permitirá ahorrar hasta un 70 por ciento de gas. Además conservarás mejor los nutrientes de los alimentos.

3. Cocina un mismo platillo para varias personas. Ahorrarás gas y tiempo si todos comen un mismo menú. Además tendrás que lavar menos utensilios y requerirás menos agua.

4. Prepara alimentos para varios días. Es recomendable cocinar porciones más grandes y congelar una parte para días posteriores. Si vives solo y quieres comer más variado, puedes organizarte con algún vecino o con tus compañeros de trabajo y turnar los días en que cada uno debe cocinar.

5. Báñate en ocho minutos como máximo. Entre más tiempo tardes en bañarte, más gas se requiere para calentar el agua. No olvides cerrar la regadera mientras te enjabonas. Otra recomendación es que los miembros de tu familia se bañen consecutivamente en una determinada hora del día y posteriormente dejen el calentador en piloto o apagado hasta el día siguiente.

6. Reduce el uso de la secadora de ropa. La mayoría de los modelos requieren gas para su funcionamiento, así como energía eléctrica para su encendido. Evita utilizarlos para secar unas cuantas prendas. Una mejor opción es tender la ropa y aprovechar el calor del Sol. Evita adquirir modelos que utilizan únicamente electricidad, pues son grandes consumidores de energía, y su impacto ambiental y económico es mucho mayor a una secadora de gas.

7. Calentadores solares. Como su nombre lo indica, éstos aprovechan la radiación solar para calentar el agua hasta alcanzar altas temperaturas. Sus precios oscilan entre los ocho y 13 mil pesos. Con el ahorro de gas, la inversión es recuperada entre tres y cuatro años, y tu contribución ambiental es muy grande.

¿Te gustaría recibir más información o quieres compartir algún consejo? Escríbenos tus comentarios.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario