Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
De Italia a México, una delicia de corte internacional
De Italia a México

De Italia a México, una delicia de corte internacional

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La deliciosa pasta llegó a México para quedarse en el gusto de los mexicanos. Las pastas están constituidas de hidratos de carbono (67%), proteínas (11%), grasas (11%) y fibra (11%). De los hidratos podemos decir que son las encargadas de proporcionar energía a nuestro organismo y como dato curioso podemos citar que son los deportistas los máximos consumidores de este ingrediente.

La gran variedad de pastas que encontramos en el mercado nos permite disfrutarlas en nuestra comida diaria, pues podemos encontrarla de diferentes formas, tamaños e incluso, colores. Y los podemos saborear como:


Pastas rellenas:
Raviolli, tortelloni, tortellini, cappelletti, panzerotti, agnellotti.

Pastas largas: Spaghetti (espaguetis), vermicelli, tagliatelle (tallarines), pappardelle, fettuccine, linguine, capelli d’ angelo, ziti, bucatini.

Pastas cortas: Macarrones (maccheroni), cuscús, rigatoni, penne, gnocchi (ñoquis), fusilli, rotini, farfalle, tortiglioni, dedales, lengua de pájaro.

Las pastas van muy bien con la salsa de tomate, salsa carbonara, salsa Alfredo, salsa pesto y boloñesa, que son las encargadas de darles el toque exquisito a tan suculento manjar europeo, y hay quien dice que el secreto de una verdadera pasta radica en las salsas, así que en esta sección compartiremos contigo el fabuloso secreto que encierran los grandes chefs de corte internacional.


Salsa pesto

Tritura, procesa o licúa 130 gramos de perejil y albahaca fresca, a los cuales les agregarás dos dientes de ajo previamente machacados, siete cucharadas de aceite de oliva y tres cucharadas de piñón. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una sustancia homogénea. Agrega tres cucharadas de agua caliente y tres de queso parmesano rallado, mezcla una vez más para emulsionar todos los ingredientes.


Salsa de tomate

Este tipo de salsa es la más clásica y es fácil de prepararla, para ello necesitas calentar en una sartén un poco de aceite de oliva y freír un ajo finamente picado e incorporar salsa o puré de tomate rojo (puedes usar los que vienen envasados).

Salsa carbonara, un clásico para carne, pollo y por supuesto, pasta
Esta salsa tiene la característica de llevar crema, huevo, tocino y queso rallado de sabor fuerte; en algunas ocasiones, las verduras son el complemento ideal. Para su preparación necesitas calentar en una sartén un poco de aceite de oliva, media cebolla finamente picada, 150 gramos de tocino y dos dientes de ajo finamente picados; fríe hasta obtener un tocino crujiente. En otro recipiente, mezcla incorpora dos huevos y aparte dos yemas, media taza de crema y 80 gramos de queso parmesano rallado, salpimienta al gusto y mantén en reserva; añade esta mezcla a la sartén donde freíste el tocino e incorpora todos los ingredientes. Mantén a fuego bajo hasta obtener una consistencia un poco espesa.


Salsa Alfredo

Esta salsa acompaña muy bien a todo tipo de pastas, fetuccine e incluso a los mariscos o carnes. Para comenzar necesitas derretir a fuego ajo 6 cucharadas de mantequilla con sal e incorporar dos ajos finamente picados; añade 1 taza y media de crema, pimienta al gusto, y pon a hervir. Posteriormente, adiciona ¼ de queso parmesano rallado y ¼ de queso mozarela, sin dejar de mover hasta integrar todos los ingredientes.


Salsa a la boloñesa, para polentas y lasañas

Esta es la salsa por excelencia y tiene como ingredientes básicos carne picada, jitomate y cebolla, y en algunos casos vino tinto y hierbas aromáticas. Para prepararla es necesario calentar en una sartén y a fuego alto dos cucharadas de aceite de oliva, 230 gramos de carne picada. En otra sartén calienta un poco de aceite y fríe una cebolla finamente picada junto con una zanahoria y pimiento cortados en pequeños cubos; añade un ajo triturado, 120 gramos de tocino y una cucharada de hierbas finas, cocina durante unos cinco minutos para agregar 450 gramos de salsa de tomate rojo y 150 ml de vino tinto; salpimienta al gusto y deja sazonar para agregar la mezcla de la carne. Deja cocinar hasta espesar la salsa.

Ahora, saborearás aún más las deliciosas pastas con estas exquisitas salsas, que seguramente te quedarán a pedir de boca y conocerás un poco de qué tipo de pasta puedes escoger a partir de su clasificación. Unas exquisiteces que llegaron para quedarse en el gusto de todos.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario