Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Las vacaciones, un pretexto para ver mi relación con la comida
Las vacaciones

Las vacaciones, un pretexto para ver mi relación con la comida

Llegaron las vacaciones y con ellas el miedo de salir de la rutina y romper la dieta
Marisol Santillán

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

0
[cbxwpbookmarkbtn]
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Llegaron las vacaciones y con ellas el miedo de salir de la rutina y romper la dieta, reforzado con las frases “luego me pongo a dieta” o como dicen mis pacientes o participantes de los talleres: “¿Cómo estar a dieta con mis hijos en casa?”, “¡es imposible dejar de comer en un buffet!” ,“¿qué hago con el tiempo libre?”.

Si tus pensamientos siguen estando en estar a dieta o no estar a dieta te encontrarás rompiendo la dieta cada vez que se presente la oportunidad. Para que este círculo vicioso termine, es importante volver la confianza a tu cuerpo, a la sabiduría natural, que en algún momento se perdió, pero está en ti. Reconocer que puedes comer lo que el cuerpo necesita cuando tienes hambre estomacal, tomando en cuenta que lo que comas ahorita, te dirá como te sentirás más tarde. Siguiendo la naturaleza del cuerpo, encontrar el punto en el que el estómago ya está satisfecho, más no lleno y dejar de comer en ese momento.

La confianza se va desarrollando y crece cuando puedes elegir, no sólo lo que quieres comer, sino también cómo quieres sentirte física y emocionalmente. Cuando la elección es sentirte en paz y saludable, seguramente vas a elegir comida que te haga sentir de la misma manera. La confianza se aprende de la experiencia real, y esta experiencia no te la dará un papel que diga qué debes comer; únicamente el cuerpo y el estado emocional serán tus mejores guías.
Una vez que logramos recuperar la confianza en el cuerpo, será mucho más sencillo cuidar la relación con la comida, para que ésta nos lleve al bienestar, sin importar si estamos de vacaciones, en un buffet o en la vida diaria.

Aprovecha estas vacaciones como pretexto para crear experiencias nuevas en tu relación con la comida y las emociones. Para encontrar bienestar más allá de la comida, inventando actividades nuevas, sola y en familia te recomiendo estos tips:

• Haz una lista de todas esas cosas que quieres hacer y no te ha dado tiempo: leer un libro, ir al cine, darte un masaje, ver una película, arreglarte las uñas, bañarte con calma y aplicarte tratamientos, entrar a alguna clase de ejercicio o estudio, etc.
• Haz una lista de prioridades y agenda el día que lo llevarás a cabo.
• Cuando termines cada actividad escribe cómo te sientes por haberte dado la oportunidad.
• Revisa si era eso realmente lo que querías y si no quedaste satisfecha observa qué te faltó para que la próxima vez no te vuelva a pasar.
• Planea actividades en casa y al aire libre con tu familia.
• Si las actividades que planeaste con tu familia no cumplieron tus expectativas, recuerda que estás probando nuevas formas y que mañana será otro día.
• Observa con tu familia qué aprendieron cada uno de los gustos del otro.

Recuerda que puedes utilizar este tiempo para darle una revisada a tus hábitos alimenticios, es decir, las vacaciones, un pretexto para ver mi relación con la comida, y dar un giro a lo que puedo cambiar.
Marisol Santillán

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.