Cocina con Alegría

Pensar que estoy enferma y así justifico mi hambre

Pensar que estoy enferma y así justifico mi hambre

Pensar que estoy enferma y así justifico mi hambre

Culpas a tu metabolismo de los kilos de más.

Cuando ves a tus familiares o a tus padres con sobrepeso, es fácil decir que tu cuerpo y tu forma de comer son hereditarios. Entonces, se vuelve simple culparlos a ellos de tu problema con el peso y la comida.

De esta manera se vuelve más fácil comer sin respetar tu hambre y saciedad y así justificas tu manera de comer desbordada. Como ya hemos platicado, elegimos hacerle caso al hambre emocional para no sentir, para evadir y en este caso lo que no quieres es afrontar la responsabilidad de tu relación con la comida y el sobrepeso.

Es menos doloroso pensar que no te aceptan o te rechazan por gorda, que aceptar que tienes problemas, cualquiera que estos sean. Es un distractor que baja la ansiedad. Y te deja sin resolver lo que de verdad está pasando.

Culpar a la enfermedad o enfermarnos nos victimiza y nos justifica. Al menos que estés diagnosticada con hipotiroidismo o que tomes algún medicamento por prescripción médica, tu metabolismo funciona correctamente.

De no ser por que lleves tu atención al problema, a tus emociones y a las necesidades reales haciéndote responsable para resolverlo, seguirás viviendo a medias y tu forma de comer no cambiará. Una vez más, es necesario que te propongas obtener bienestar y te responsabilices de logarlo.

Recuerda “Hoy solo depende de ti, de tu actitud y responsabilidad”.
Comparte esta nota:

Salud hecha en casa

  • Rico postre de Yogurt y Frutos Rojos | Cocina con Alegría
  • Crujiente milanesa de pollo empanizada y deditos de queso | Cocina con Alegría
  • Refrescante agua con Chía | Cocina con Alegría
  • Prepara un rico y fácil: espagueti al cilantro te va a encantar!!! | Cocina con Alegría
Cocina con Alegría