Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Comer de colores II
Comer de colores II

Comer de colores II

Analizando cada color y su aporte nutrimental
Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

El Verde: Las verduras verdes, en particular las hojas verde oscuras son verdaderos tesoros de nutrimentos. Deben su color a la clorofila, tanto en su versión A. más clarita y sensible a la luz, como a la tipo B. de color más intenso y que actúa como agente antioxidante en nuestro sistema, ayudando a prevenir los efectos de los radicales libres como el envejecimiento prematuro.

Son muy ricas en hierro, mineral esencial para la oxigenación de la sangre y que forma la hemoglobina de los glóbulos rojos.

Un consejo: mezcla las verduras de hoja verde con un alimento ácido y rico en vitamina C para favorecer la biodisponibilidad y la absorción del hierro. Por ejemplo, unas espinacas crudas con gajitos de ciruela son mejor fuente de hierro que cuando se consumen cocidas con crema.

El Rojo: Las verduras y los frutos rojos además de que normalmente son magníficas fuentes de vitamina C, poderoso antioxidante que ayuda a prevenir las enfermedades infecciosas y a prevenir los procesos inflamatorios asociados con enfermedades como la artritis, son el vehículo primordial de los licopenos, colorantes naturales, rojos, de la familia de los carotenos y precursores de la vitamina A o retinol y que actúan como agentes antioxidantes que protegen la piel y las mucosas de los radicales libres.

En muchos frutos rojos, como los jitomates, encontramos también luteína, un fitoquímico que ayuda a proteger los lentes de los ojos y prevenir sus deformaciones, asociadas al glaucoma, la deformación de la mácula y las cataratas.

El amarillo: Las verduras y frutas amarillas y anaranjadas son magníficas para la salud. En ellas encontramos a la familia de los carotenos, precursores de la vitamina A y poderosos antioxidantes que ayudan a prevenir las mutaciones celulares asociadas al cáncer y protegen las membranas celulares de la oxidación que las debilita y las hace susceptibles a enfermedades infecciosas.

Así, una dieta rica en verduras y frutas amarillas o naranjas, y por lo tanto en carotenos, ayuda a prevenir y resolver más fácilmente enfermedades infecciosas como gripas, diarreas y conjuntivitis, tan frecuentes en los niños.

El morado: Las verduras y frutas moradas y rojas muy oscuro son las que menos consumimos en nuestro país. Y eso sí que es una verdadera lástima pues en ellas encontramos nutrimentos y fitoquímicos que difícilmente recibimos de otros ingredientes. En particular, las antocianinas, colorantes azul morados aportan beneficios preventivos de la enfermedad únicos.

En los vegetales morados encontramos altas concentraciones de pro anto cianidinas, antioxidantes naturales que además de prevenir los daños causados por los radicales libres y prevenir el envejecimiento prematuro y la oxidación de los sistemas, actúan como agentes antiadherentes en el sistema urinario excretor, en las mucosas de la boca e incluso en las mucosas del estómago e intestino, en donde ayudan a prevenir las infecciones como cistitis, gingivitis e incluso úlcera péptica, respectivamente.

El blanco: En los vegetales blancos destaca el fitoquímico y colorante natural antoxantina. Este actúa como antioxidante natural que ayuda a prevenir los daños causados por los agentes radicales libres y cuyos efectos hemos discutidos anteriormente.

Para que nuestras familias vivan con más bienestar, se enfermen menos por contagio de agentes infecciosos y resistan mejor los efectos del ataque por radicales libres es esencial que todos los días consuman al menos cinco porciones de verduras o frutas. Por eso es importante que pongamos a su disposición alimentos de origen vegetal de distintos colores, procurando consumir todos los días al menos una verdura o fruta de cada uno de los cinco colores básicos que existen.

Y para garantizar que los alimentos que ofrecemos a la familia sean siempre de la mejor calidad, de gran aporte nutrimental y sabor inigualable, vale la pena hacer énfasis en seleccionar frutas y verduras de temporada y prepararlas de formas novedosas, atractivas y diferentes.

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario