Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
¿Cómo eliges lo que vas a comer?
¿Cómo eliges lo que vas a comer?

¿Cómo eliges lo que vas a comer?

Cuando estamos eligiendo que comer podemos hacerlo desde tres puntos de vista:

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

0
¡Coleccionar!(0)
Click to rate this post!
[Total: Average: ]

Cuando estamos eligiendo que comer podemos hacerlo desde tres puntos de vista:

El primero es llevarnos por lo que la cabeza nos dice: Debo comer esto porque es comida que no engorda, esta comida es baja en carbohidratos, esto está dentro de la comida de dieta y lo debo comer para bajar de peso o para no ganar más lonjas, etc.
Un segundo punto de vista es cuando pienso que la comida es insípida, que más que parecer de dieta parece comida de hospital, sin sabor o color. Esta comida no se me antoja, pero es lo que tengo que comer aunque no sea lo que quiero, porque de otra forma engordo. Entonces, realmente comemos sin estar convencidos de hacerlo. Estas ideas nos torturan y al final, provocan más hambre.

Pensando de estas dos formas estamos tomando la elección por lo que la cabeza nos dice, sin tomar en cuenta que estas ideas no vienen de la experiencia real, sino más bien, de lo que hemos aprendido de libros, revistas, comerciales y hacemos a un lado la experiencia. Ambas formas de comer nos dejan insatisfechos, es decir, el estómago puede sentirse lleno, pero la sensación en la boca es de “quiero más” y no porque se tenga hambre física, la realidad es que tengo el deseo de comer rico y al no tener cubierta esa sensación pues nos quedamos con ganas de seguir comiendo.

Un tercer punto de vista para elegir qué comer, es tomar en cuenta el colorido de la comida, el olor, el sabor de lo quiero comer, quizá no son todos los platillos que preparamos y solo se nos antoja uno de ellos. Debemos elegir desde el “quiero”, lo que realmente deseamos comer, haciendo caso a la salud que quiero encontrar, haciéndole caso al hambre física. Dejando de lado el horario o si es la comida que se come normalmente en el desayuno o cena, poniendo atención a nosotros mismos en este momento.

Cuando elegimos qué comer y cuándo comerlo, entonces podremos hacerle caso a nuestras sensaciones físicas de hambre y saciedad; de esta manera quedaremos satisfechos con la cantidad y tipo de alimentos, por lo que la necesidad de seguir comiendo desaparecerá al estar satisfecho el estómago y la mente.

Recuerda que es muy importante poner atención en “Lo que me coma ahorita, me dirá como me sentiré más tarde”.

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

Te recomendamos estas recetas

Suscríbete a nuestro boletín

Please enable the javascript to submit this form