Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
El lujo hecho postre
El lujo hecho postre

El lujo hecho postre

La repostería, un arte culinario
Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

En las entregas anteriores ya hemos abarcado una gran parte de lo que corresponde a la Repostería, y es  momento de pasar a “las ligas mayores”.

Hay ciertas preparaciones que requieren de nuevos métodos de cocción que pueden ser más delicados, tal es el caso de algunos de los postres mencionados a continuación.

Soufflé
En mi opinión no hay nada más sutil y elegante que un soufflé, sobre todo conociendo el grado de complejidad que implica esta preparación. Los ingredientes son los básicos de la repostería, mantequilla, azúcar, claras de huevo, saborizante y en este caso un ingrediente no tan común, fécula de maíz. Este postre tiene la característica de ser “airoso”, ya que básicamente está formado a base de claras batidas. La cocción es lenta y delicada, ya que se hace en el horno, a baño María; una vez cocido el soufflé se debe servir inmediatamente, ya que el volumen que toma al ser horneado, se pierde rápidamente.

Crumble de frutas
Otro postre con el que siempre quedarás bien, y que además tiende a ser muy casero y acogedor, es el famoso crumble de frutas. Básicamente se mezclan frutas troceadas, con un poco de azúcar y jugo de limón o de naranja, y se cubre con una mezcla de harina con mantequilla y azúcar, a la que se le puede agregar avena o polvo de alguna nuez. El postre se hornea y con la cocción se forma una compota de frutas en la base, y la costra se vuelve crocante. Es ideal acompañar estas preparaciones con una bola de helado.

Crème brûlée
Otro postre que también es un lujo, y uno de mis favoritos además, el crème brûlée. Es una crema preparada con yemas, azúcar y crema para batir que, al igual que el soufflé, se hornea a baño María; una vez cocida la base, se retira del horno y se enfría, después se espolvorea con azúcar y se carameliza en la salamandra o con un soplete de mano. Lo delicado de este postre es que la crema conserva esa textura suntuosa y fresca, mientras que la superficie está cubierta por una fina capa de caramelo crocante, ¡en verdad es un verdadero lujo saborear este postre!

Otras preparaciones que para nosotros son más familiares ya que son recetas tradicionales de nuestra cocina, es el clásico arroz con leche, que se considera un pudín, o también el flan napolitano. En el caso de éste último también la preparación se hace al horno y a baño María. La preparación del arroz con leche clásico que conocemos se puede emplear para la preparación de la tapioca, que es una fécula esferificada, y se le puede dar un sabor más exótico añadiendo crema de coco y un poco de ron, y terminar espolvoreando con coco rallado y tostado, ¡te encantará! De esta forma los postres no sólo culminan una exitosa comida, también pondrán a prueba tus habilidades culinarias!

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario