Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
La piel y la alimentación

La piel y la alimentación

Una piel sana, es una piel saludable

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)

No account yet? Register

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]

Cuidar la piel no es sencillo, requiere de constancia y perseverancia. Hay que aplicarse bloqueador solar por lo menos una vez al día. Hay que lavarse, exfoliarse y humectarse con regularidad. Hay que alejarse del sol y de la resequedad causada por los climas extremos. Cuando la piel se cuida de manera correcta, su apariencia es mucho más juvenil y lozana, no se mancha ni se arruga y es más resistente al ataque de los agentes infecciosos.

Además de los rituales de belleza, la nutrición puede ayudarnos a proteger la piel. Una dieta rica en vitaminas antioxidantes es la recomendación para cuidar nuestras membranas exteriores, incluida la piel o epitelio de los agentes del ambiente.

Consumiendo suficiente vitamina A, E y C podemos garantizar que nuestra piel se mantenga flexible, húmeda, sin manchas y que la resistencia a los rayos UV del sol sea mejor.

Consumir futas y verduras de diferentes colores todos los días es el mejor camino para obtener dichas vitaminas y también otros agentes antioxidantes como los mismos pigmentos contenidos en los tejidos de origen vegetal.

La vitamina C la encontramos en todas las verduras y frutas, pero se pierde fácilmente con el oxígeno, la luz y la cocción. Cuídala, no dejes tus alimentos expuestos demasiado tiempo a ninguna de estas situaciones. Sus mejores fuentes son el kiwi, la guayaba, las fresas, los chiles y los cítricos.

La vitamina A la obtenemos de los vegetales verde obscuros, como acelgas, berros o espinacas, y de las verduras y frutas amarillo oscuro o anaranjado como papaya, durazno o mango. Esta vitamina además de proteger la piel también ayuda a tus ojos y sus lentes a trabajar en condiciones óptimas y previene sus deformaciones que son comunes con la edad.

La vitamina E está en los aceites vegetales, especialmente en el de soya, en los pescados de agua fría como salmón, atún o trucha, y en las semillas oleaginosas, cacahuate, nuez o almendra. Es especialmente efectiva en dar flexibilidad a las membranas y en proteger el cabello de la resequedad.

Las tres vitaminas son esenciales y hay que comerlas todos los días. Las tres son adicionadas hoy día a muchas cremas, lociones y pócimas para la cara, las manos y la piel. Comerlas siempre hace que su absorción sea mejor que untadas o sobrepuestas, así que la dieta, junto con tus rutinas de belleza es el mejor camino para una piel saludable y una apariencia más lozana, humectada y juvenil.

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario