Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
¡Cambia tu idea de “estar a dieta” por “estar alerta” y descubre que alimentos te dan bienestar y salud!
¡Cambia tu idea de “estar a dieta” por “estar alerta” y descubre que alimentos te dan bienestar y salud!

¡Cambia tu idea de “estar a dieta” por “estar alerta” y descubre que alimentos te dan bienestar y salud!

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
[cbxwpbookmarkbtn]
[Total: 0   Promedio: 0/5]

¡Cambia tu idea de “estar a dieta” por “estar alerta” y descubre que alimentos te dan bienestar y salud!

Estar alerta a la hora de comer significa reconocer las señales del cuerpo, este será el primer paso y termómetro que me indicarán cuando tengo hambre, y sobre todo, podré diferenciar entre al hambre estomacal y el hambre emocional para satisfacer cada una con lo que me está pidiendo.

Cuando el hambre estomacal o física me pide alimento, es importante prestarle atención para descubrir que quiero comer: ¿quiero un alimento que me haga sentir bien y saludable? o ¿quiero comer algo que me llene el estómago? Siempre tenemos la opción de elegir, no solo entre los alimentos sino también en como me quiero sentir después de comerlos.

Si decido que lo estoy buscando es nutrirme, seguramente comeré alimentos que sé no me harán sentir pesada, no me causarán dolor abdominal o me dejarán con hambre. Por el contrario son alimentos que me harán sentir energetizada y satisfecha para seguir adelante con las actividades del resto del día. Es importante tomar en cuanta cual es la actividad que voy a hacer al terminar de comer, esto será una herramienta que me ayudará al hacer la elección, ya que si mi siguiente actividad es hacer ejercicio será diferente lo que se me antoje o quiera comer, que a cuando ya es hora de ir a dormir.

Comer rico no está peleado con comer saludable, por el contrario es indispensable para darme bienestar y estar satisfecho, ya que si no disfruto mi comida, entonces me quedaré con ganas de seguir comiendo.

Quizá al principio me encuentre incomoda físicamente con lo que comí, pero es a base de prueba y error que aprenderé e iré modificando mi conducta, siempre con la idea de que la próxima vez lo volveré a intentar. Si mi incomodad es emocional, entonces tendré que revisar que es lo que me falta, que quiero en realidad y mi atención se dirigirá a mi hambre emocional para poder satisfacerla.

Y tú ¿Cómo quieres sentirte?

Psict. Marisol Santillan
mayabeje@hotmail.com
www.marisolsantillan.com.mx

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches