Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Controlar en exceso tu alimentación ¿te da bienestar?
Controlar en exceso tu alimentación  ¿te da bienestar?

Controlar en exceso tu alimentación ¿te da bienestar?

Elige alimentos que le caigan bien a tu organismo sin obsesionarte por el qué debes o no debes comer
Marisol Santillán

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Hoy por hoy los medios de comunicación son una forma de reafirmar los estereotipos y formas de comportamiento sociales, pero depende de nosotras mismas el comprarles las ideas o no. Aunado a querer pertenecer a los diferentes grupos de nuestro propio entorno, se vuelve una vida cansada y llena de presión.

Cuidar la alimentación de diferentes maneras como licuados, complementos vitamínicos, dietas para desintoxicarnos, entre otros, es un tema del que se habla hasta en la fila de la tortillería. Tener una alimentación balanceada y de acuerdo a mi familia, edad y gusto es lo ideal para cuidar de la salud, pero controlar en exceso tu alimentación ¿te da bienestar? La respuesta es no, el cuidarte exageradamente no te llevara a estar bien en muchos aspectos.

Cuando etiquetamos la comida con frases como: “los carbohidratos engordan”, “no como azúcar”, “los lácteos no son para los adultos”, “estoy a dieta de proteínas”, “grasa, ¡no!”, “las harinas engordan”, etc. en realidad solo estamos limitando nuestro plato de comida y tarde o temprano perderemos el equilibrio, que es indispensable para sentirnos con energía durante el día y para dormir obteniendo descanso. El cuerpo tarde o temprano va a protestar con estreñimiento, dolor de cabeza o abdominal, aumento o baja de peso, con acné o simplemente nos sentiremos sin ganas.

Como ya lo hemos visto, hacer conciencia o estar en atención a las señales del cuerpo será el mejor aliado. En tu alimentación incluye todos los grupos de alimentos, solo observa cómo te sientes físicamente al comerlos: pesada, dolor abdominal, dolor de cabeza, agruras, gastritis, etc. y anota cuando haya malestar en tu cuerpo. Revisa qué comiste, lleva un diario para que puedas averiguar cuál es el alimento que coincide y entonces esos alimentos que te caen mal no los comas, mejor elige sentirte con bienestar, comer como adulto y no como niño comprando cosas empaquetadas en la tiendita.

Si controlas demasiado tus alimentos te pierdes de esta gran oportunidad para conocerte. Y lo más importante te niegas “el poder elegir”. Recuerda que cuando hay exceso de control en lo que haces, pierdes libertad.

Marisol Santillán

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario