Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Pensar que estoy enferma y así justifico mi hambre
Pensar que estoy enferma y así justifico mi hambre

Pensar que estoy enferma y así justifico mi hambre

Culpas a tu metabolismo de los kilos de más
Marisol Santillán

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Cuando ves a tus familiares o a tus padres con sobrepeso, es fácil decir que tu cuerpo y tu forma de comer son hereditarios. Entonces, se vuelve simple culparlos a ellos de tu problema con el peso y la comida.

De esta manera se vuelve más fácil comer sin respetar tu hambre y saciedad y así justificas tu manera de comer desbordada. Como ya hemos platicado, elegimos hacerle caso al hambre emocional para no sentir, para evadir y en este caso lo que no quieres es afrontar la responsabilidad de tu relación con la comida y el sobrepeso.

Es menos doloroso pensar que no te aceptan o te rechazan por gorda, que aceptar que tienes problemas, cualquiera que estos sean. Es un distractor que baja la ansiedad. Y te deja sin resolver lo que de verdad está pasando.

Culpar a la enfermedad o enfermarnos nos victimiza y nos justifica. Al menos que estés diagnosticada con hipotiroidismo o que tomes algún medicamento por prescripción médica, tu metabolismo funciona correctamente.

De no ser por que lleves tu atención al problema, a tus emociones y a las necesidades reales haciéndote responsable para resolverlo, seguirás viviendo a medias y tu forma de comer no cambiará. Una vez más, es necesario que te propongas obtener bienestar y te responsabilices de logarlo.

Recuerda “Hoy solo depende de ti, de tu actitud y responsabilidad”.

Marisol Santillán

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario