Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
¿Por qué no comer frente a la televisión?
¿Por qué no comer frente a la televisión?

¿Por qué no comer frente a la televisión?

Comer frente a la televisión, más allá de ser un momento agradable, se ha vuelto una costumbre que disfraza la necesidad real con algo más

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

0
¡Coleccionar!(0)

No account yet? Register

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]

Cuando son vacaciones o tenemos un tiempo libre para ver la televisión es delicioso acompañarnos de un recipiente con palomitas o cualquier otra comida que acompañe este momento. Parecería que de no ser así, no lo disfrutaríamos igual. En mis talleres los participantes han compartido que es un momento de recompensa: “mis hijos ya se fueron a la escuela y yo tengo una hora para ver la tele sin interrupciones, “me llevo el desayuno al sillón frente al televisor y como muy tranquila”, “no me gusta comer sola, por eso prendo la televisión en la cocina mientras como”, “comer en mi cama, frente a la televisión es mi mejor descanso”.

Pero ¿Por qué no comer frente a la televisión? Comer frente al televisor más allá de ser un momento agradable, se ha vuelto una costumbre que disfraza la necesidad real con algo más. En los ejemplos que mencione antes, vemos cómo la necesidad es un rato de tranquilidad sin interrupciones, de compañía para no comer sola o de descanso, pero parece que es difícil atenderlo y necesitamos un pretexto para dárnoslo, como si de otra manera no lo mereciéramos.

La televisión se roba parte de nuestra atención, provoca emociones tales que por momentos pareciera que somos los protagonistas y mientras la mirada está en la pantalla, damos bocados sin sentir cómo está el estómago, vacío, medio lleno o lleno. Entonces, no es de extrañarse que terminemos comiendo más de lo que necesitamos y comer de esta manera puede llevarnos a tener kilos demás y sentirnos insatisfechos con el resultado.

Cambiar esta costumbre por un hábito que nos deje realmente satisfechos, tiene que ver con poner atención en lo que realmente necesitamos. Para satisfacer el hambre estomacal debemos escuchar la sensación natural de que el cuerpo pide alimento y comer sentados a la mesa y sin distracciones como la televisión, un libro o la computadora, de esta manera la sensación de que el estómago ya está satisfecho será fácil de sentir y podremos parar en ese momento, evitando comer de manera compulsiva.

Cuando la necesidad es de descanso o un momento de tranquilidad, podemos satisfacerla frente a la televisión y disfrutarla. Pero si la necesidad es de dormir o de compañía, ésta solo estará satisfecha buscando a una persona para platicar y pasar el rato o de irnos a la cama y apagar la luz para dormir.

Te invito a descubrir qué es lo que quieres encontrar como resultado y busques con tu primera acción la respuesta. Te mereces estos momentos, no necesitas pretextos.

Recuerda que “lo que hagas, digas o comas ahorita, te dirá cómo te sentirás después”.

Lic. en Publicidad. Con especialidad en Trabajo con Grupos Terapéuticos.
Especialidad en  Prevención y Detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Sensibilización y Facilitador de grupos.

Trabajo corporal con Gestalt. Además de haber tomado cursos como: Diplomado en  Desarrollo humano, Orientador Humanista, Enfoque centrado en la persona, Trabajo con sueños, Como contribuyo a hacerme la vida infeliz, Los sentimientos en la Psicoterapia, Woman Food and God and Money too con Geneen Roth en San Francisco, Calif. USA;  Diplomado en Orientación Familiar, Trabajo en adicciones desde la Gestalt, entre otros.

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario