Notas con Alegría La Sobremesa
Buscar
Generic filters
El altar a nuestros queridos difuntos
El altar a nuestros queridos difuntos

El altar a nuestros queridos difuntos

Una tradición muy viva
Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
[cbxwpbookmarkbtn]
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Una de las tradiciones mexicanas que está muy arraigada a través del tiempo es la puesta de ofrendas o altares de muertos en honor a nuestros queridos difuntos, una ofrenda simbólica de creencias que está rodeada de elementos y simbolismos que en conjunto son un verdadero escenario donde la magia del color, la vista y el cautivante olor de la flor de cempasúchil son de los elementos más representativos de estos emblemáticos homenajes.

Una simbología llena de misticismo y de valor para quienes rinden tributo: fruta, flores, veladoras, objetos personales, comida… tienen un significado en estos escenarios y una razón de ser en esta puesta:

Las flores de cempasúchil símbolo de la dualidad entre la vida y la muerte… Los caminos elaborados con los pétalos son la guía para que las almas se acerquen al altar.

El arco representa la entrada al mundo de los muertos; el papel picado, la alegría festiva del Día de muertos.

Las veladoras representan la luz del camino que aleja todo mal que se interponga en la vereda de las almas.

Las fotografías y objetos son la presencia e indican la personalidad y gustos de nuestros seres amados a quienes se les rinde el tributo.

El sahumerio con copal o incienso ayuda a purificar el ambiente y sirve de guía para el alma de los difuntos; además, indica que se recibe el alma ya juzgada y que goza de la gracia de Dios… es la santificación del ambiente.

Agua, sal y vara con espinas de los elementos primordiales de un altar para mitigar la sed de los difuntos, para alejar las almas perversas y ahuyentar todo mal del camino.

Fruta fresca, dulces y papel picado son la dulce representación que Dios está con ellos. Mantel morado o negro como símbolo de luto. Imágenes religiosas para la encomienda del descanso eterno de las almas.

Comida favorita de nuestros difuntos para que vuelvan a gozar lo que en vida les gustaba: fruta de la temporada, calabaza en tacha, camote en dulce, pan de muerto, atole, café, cigarros, tequila… solo por citar algunos alimentos.

Los pisos de los altares como la representación de los estratos de la existencia. Hay altares de uno, tres, hasta de siete niveles; el de un nivel representa que el cielo y la tierra son uno solo; los dos niveles simbolizan los pasos que hay entre el cielo y la tierra; los tres niveles son la representación del cielo, purgatorio y tierra. Los siete niveles o pisos significan los pasos que se necesitan para llegar al cielo, pasando por el infierno.

Las calaveritas de dulce son la alusión a la muerte y nos recuerdan que está siempre presente… es la muerte misma la que nos lleva a la reflexión y que es concebida como una nueva forma de vida que trasciende del más allá.

Los altares de muertos, metáforas vivas de la muerte… Hoy ofrendamos; mañana seremos los invitados de tan peculiar festividad.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches