Notas con Alegría Salud y Bienestar
Buscar
Generic filters
Mensajes subliminales pueden dañar a tu economía y salud
Mensajes subliminales pueden dañar a tu economía y salud

Mensajes subliminales pueden dañar a tu economía y salud

Un mensaje nocivo detrás de tu producto
Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

0
¡Coleccionar!(0)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

El bombardeo constante de la publicidad que aparece en los medios electrónicos e impresos nos invita a consumir los productos de una forma desmedida, pero sabías que detrás de esto existe toda una estrategia de venta para que el público o lector adquiera en gran cantidad dichos artículos. Esto es lo que llamamos un mensaje subliminal.

Un mensaje subliminal está inmerso en una estrategia para que el público receptor reciba los mensajes a nivel de subconsciente y puede ser transmitido a través de una imagen, medio impreso, una melodía; comerciales televisivos, radiofónicos, cinematográficos, mismos que de forma consciente no se llegan a apreciar, pero que en el subconsciente quedan grabados y que tienen la clara intención de promover e incrementar el consumo.

De hecho, lo subliminal “es toda percepción que capta el subconsciente sin pasar por el consciente”.

Los mensajes subliminales están relacionados con aspectos sexuales y eróticos; sin embargo, lo subliminal no necesariamente es “sexo” sino una sutil invitación a comprar o consumir, de ahí el título de este artículo Los mensajes subliminales pueden dañar a tu economía porque la intención de manejar mensajes subconscientes es que los lectores sientan un deseo “incontrolable” de comprar, comer o adquirir determinado producto sin saber a ciencia cierta el por qué.

Seguramente eres de las personas que terminando de ver un comercial televisivo o estás en el cine, tienes esa necesidad de comer algo y sales con la clásica frase: “No sé, pero tengo antojo de algo”.

Pues, ¿qué crees? Muchos de estos anuncios tienen mensajes ocultos que dicen: Cómeme, tengo sed, cómprame, recuérdame, delicioso. También están cubiertas por frases que se graban de forma inmediata en nuestra mente y que están en nuestro subconsciente haciendo de nosotros, sus clientes principales.

Seguir el camino de la publicidad es seguir el camino al consumo involuntario

Lo subliminal, lo comentamos al principio, tiene un estrecho nexo con el sexo y tienen una clara invitación a las relaciones íntimas y algunos juegan con elementos visuales que son una clara invitación a momentos candentes, esto generalmente los encontramos en productos relacionados a las bebidas, cigarros, perfumería. Sin embargo, también lo subliminal está vinculado con la adquisición de bienes y productos que no nos hacen falta y que nos venden un estilo de vida, que en la mayoría de las ocasiones, se trata de un modo de vida ajeno a nuestra realidad.

Los mensajes subliminales, aunque no lo creas, están por todos lados y no solamente nos referimos a productos que consumimos los adultos sino también están presentes en artículos que van dirigidos al público infantil.

Nuestros pequeños, que están frente al televisor, son las primeras víctimas de este bombardeo publicitario. A veces no entendemos el por qué salen a la tienda y llegan con el clásico pastelillo, papitas, bebidas gaseosas… y no solamente ellos, nosotros que llegamos a casa de hacer la despensa nos encontramos que adquirimos artículos, que sólo resultaron ser producto de un antojo.

Aquí llegamos al punto de que “no existen mensajes inocentes sino que están cargados de intención” y en efecto, cualquiera que sea su intención, el mensaje llega porque llega, ya sea de forma auditiva o visual.

En teoría, no podemos divorciarnos de esta vorágine publicitaria ni de estas estrategias de venta. Este artículo no pretende frenar el consumo, sólo se trata de hablar de aquellos temas que no creemos que existan, pero existen de una forma muy inteligente y que están respaldados por marcas y productos de adquisición diaria.

Aquí la intención es el de tener fuerza de voluntad al momento de comprar o no comprar en cantidades grandes y si vamos a sucumbir a la tentación publicitaria, pues lo hagamos con conciencia y medida.

La seducción subliminal es un arma inconsciente que puede afectar la salud y economía de nuestra familia. Y como dice el autor del libro Seducción subliminal, después de leer este artículo, no verás más la publicidad de la misma forma.

Categorías

Etiquetas

Cocina con Alegría

Recetas de comida, botanas, postres, ensaladas y mucho más, y los mejores consejos de nuestros chefs, nutriólogos y coaches

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario